Mis lecturas favoritas de NOVIEMBRE

El año se extingue con los últimos restos del verano y, aun así, hay momentos en las que siento que todavía estamos a principios del 2019. Curioso, ¿verdad?

¡Este mes he conseguido superar las cien lecturas de GoodReads! (Aunque no recuerdo con qué libro ha sido) Me hace mucha ilusión porque el año pasado leí poquísimo y tenía esa espinita ahí clavada. Haber empezado con estas reseñas mensuales ha sido una buenísima idea, así que seguramente el año que viene continuaré 🙂

¡Pero vayamos con las lecturas de este noviembre! La primera ha sido Strawberry Moon: La hija de la luna de Laia López. Sigo a Laia por las redes desde hace muchísimo. Adoro su trabajo y cuando salió el libro, fui corriendo a comprarlo (las postales que iban de regalo ayudaron bastante a decidirme, para qué negarlo).

Esta es una historia muy cuqui, con personajes entrañables y un desarrollo bastante interesante, aunque al principio le cuesta arrancar. La narración es muy simple y a ratos se hace un poco infantil, lo que choca con un ambiente universitario y una trama más oscura de lo que puede parecer.

Su principal fuerte es la parte gráfica. Es una maravilla de libro, con una edición preciosa de tapa dura y un montón de ilustraciones. Todos los dibujos son una preciosidad y le dan muchísima vida a las escenas.

Aunque todos los personajes me han gustado muchísimo, ¡¡Mako es mi favorito!!

Aprovechando que la autora vino a Valencia, me hice con Un acorde menor de Carolina Casado. Aunque no es el primer libro que leo que se centra en trastornos mentales, cuenta con dos puntazos que para mí lo ha vuelto especial:

  1. La narración es segura. Cuando has aprendido a convivir con pensamientos intrusos, cuando has dejado atrás una etapa gris y al agujero negro que tenías dentro del pecho, adentrarte en este tipo de libros puede ser muy peligroso. Te expones sin darte cuenta y los pensamientos enfermos de los protagonistas acaban impregnándote. A pesar de estar en primera persona, Becca en ningún momento me ha contagiado su tristeza o pesimismo. Su enfermedad está muy bien plasmada y se diferencia qué pensamientos son tóxicos. Tampoco se me ha hecho taaaaan pesimista como para abandonarla de aburrimiento, como me ha pasado en otras ocasiones.
  2. Es una historia de recuperación. Muchas novelas no me terminan de convencer porque la recuperación se resume en el epílogo. Sí, llega un día, pero dentro de mucho y nunca se muestra. Un acorde menor no es solo la historia de unos jóvenes en un psiquiátrico, también de cómo aprenden a superar sus trastornos. Me ha pasado, incluso, que en cierto momento Becca se vuelve muy cursi y el libro se me hizo más pesado, pero la ves tan resplandeciente y la comparas con el inicio, que no me ha importado. Además, no es solo la recuperación de la protagonista, también la de sus amigos. Me ha encantado poder conocer a todo el grupo y verlos crecer.
Becca, la protagonista de “Un acorde menor”

¡¡¡Y por fin he terminado la trilogía de The Reckoners de Brandon Sanderson!!! Steelheart me encantó, ¡pero yo diría que los siguientes me han gustado aún más!

Soy muy débil con las historias de poderes y durante toda la trilogía he estado en mi salsa. Además, a mí me pasa como al protagonista: yo también quiero saber más de los Épicos. Fireflight y Calamity me han tenido en vilo con teorías y he disfrutado con cada uno de los detalles que se iban desgranando. Además, David es un narrador entrañable al que le he cogido muchísimo cariño (al igual que los secundarios).

El último libro que destaco es Canción de sal de Marina Tena Tena, una historia de un terror más agobiante que sangriento, en la que algo va mal, terriblemente mal y poco a poco todo se va torciendo más. Y aunque al principio no sabes el qué, poco a poco se intuye.

No es un libro de grandes misterios, sino de una ambientación que al principio parece muy grande y que va encogiendo, de pequeños detalles que se suman y de respuestas que no necesitas que las digan en voz alta para llegar a ellas. Todo mezclado con un toque de realismo mágico y una narrativa muy bonita, inocente al pasar por los ojos de Hugo, un niño pequeño.

¡En la presentación de “Canción de sal”!

¡Y esto ha sido todo! ¿Os suenan estos libros? ¿Qué te parecen? Yo ya estoy preparándome para mis últimas lecturas del año, ¿y tú?

Deja aquí tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .