Lista para el NaNoWriMo2018

Ayer fue el pistoletazo de salida para el NaNoWriMo2018. Después de muchas vueltas había decidido no participar, peeeeeero… soy débil ante la tentación y me apunté a última hora.

Por si lo conoces, el NaNoWriMo (o NaNo) es un reto de escritura que se organiza en noviembre todos los años. ¿Nuestro objetivo? ¡Escribir una novela de 50000 palabras en un mes!

Este será mi segundo año participando y, para variar, lo hago a mi bola. Mi objetivo es motivarme para exprimir esas 50000 palabras (unas 1667 diarias). Quizás algún año intente escribir una novela en un mes, que ganas tengo, pero todavía no será.

El año pasado fue la primera vez que me enfrenté a este reto. Lo conseguí, pero fue un poquito (muy) estresante. Una vez que se me empezaron a acumular las palabras, recuperarlas fue terrible y durante todo ese tiempo creí que no lo conseguiría. Pero pude. Como ya he dicho, fue un NaNo muy especial: escribí dos novelas cortas de menos de 25000 y luego completé con relatos para superar las 50000. Una de esas novelas, por cierto, es Aracnefobia, que publico este año con la editorial LiterUp, ¡y la preventa comienza en seis días! Me da mucho calor y ánimo publicar un año después de haber terminado la historia.

Se dice mucho que en el NaNo se escribe basura (y es cierto), pero mil revisiones después ese proyecto puede acabar publicándose. En realidad es una excusa para ponerse las pilas y estar en intensivo durante un mes.

Mi objetivo de este año es terminar de reescribir y corregir una novela. Es un proyecto que escribí hace años (para más pistas, la publiqué aquí, aunque a finales de mes desaparecerá completamente de internet) y al que necesito darle una segunda vida.

Como son más de 50000 palabras para revisar, empecé con un par de días de ventaja. Aunque según avanzo, sé que eliminaré muchísimas y me tocará escribir otras tantas. Vamos, que no creo que termine en octubre, pero quiero aprovechar la oleada de ánimos que desprende el NaNo para intentarlo.

Bien para escribir una novela, terminarla o hacer pequeños proyectos, el NaNoWriMo es una excusa genial para sentarte y escribir. Quema mucho, así que mi consejo es intentar hacer un poco todos los días y no agobiarte si no lo consigues. La página oficial te marca las palabras que has hecho y las que te quedan, así que es fácil organizarte. Si sabes organizarte (pista: yo no).

¿Participáis en el NaNo? ¿Con qué proyectos?

Os dejo el enlace a mi perfil por si queréis cotillear mi avance durante este mes 🙂

Anuncios

Deja aquí tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.