Entrevista a Marina Tena

Marina Tena es la escritora de la que deberíamos estar todos hablando. Autora de cuentos de terror, este año ha sido seleccionada en el II Premio Ripley, en mi Antología de Colores y en Calabazas en el trastero, además de contar con una mención en Iridiscencia. Y no solo eso, dentro de cuatro días comienza la preventa de su primera historia larga: El legado de plumas, editada por LiterUp. Y estoy convencida que muy pronto veremos su nombre en más antologías.

Como además de ser una escritora excelente también es muy maja, hoy la tenemos aquí respondiendo a mis preguntas. ¿Estáis preparados y preparadas para conocer a Marina?

  1. Este 2018 estás en racha, ¿estás conmigo en que el ocho es un número maravilloso?

Pues debo reconocer que me gustan mucho más los números impares, pero visto lo visto, voy a empezar a mirar el ocho con otros ojos porque ¡hay muchas cosas que no me explico!

Y antes de nada me gustaría aclarar una cosa: no tengo un talento innato. No soy maravillosa. No tengo la suerte de que me acepten todo lo que mando. Soy una patata más, de esas patatas que nos ponemos delante del portátil y escribimos un día y otro. Muchas veces lo que salen son tonterías, historias que no hay por dónde cogerlas y otras que necesitan tanta corrección que te planteas si merece la pena.

Llevo años presentándome a concursos (Saco de Huesos, Alucinadas, Terrofícas, Ripley…) y recibiendo rechazos, así que entiendo lo que se siente. Me ha pasado hasta este año, (que los astros se han alineado a mi favor).

Pero soy solo otra patata que lo intenta muchas veces.

Y claro que un rechazo hace que sientas un poco de desánimo. Que te plantees qué es lo que haces mal. Que te hunda un poquito. Pero siempre he creído firmemente que puedes querer tirar la toalla o puedes tomártelo como un reto: seguir intentándolo. Equivocarse de nuevo. Aprender. Corregir. Fallar con más ganas. Mejorar…

¡Y recordar que si escribes, es porque te hace feliz. Así que ¡a escribir!

  1. Muy pronto podremos leerte en el II Premio Ripley con tu relato «Raíces», ¿qué puedes contarnos sobre él que no le hayas dicho a nadie más?

Pues se sabe que es de terror, pero creo que no he mencionado nunca que me inspiré en el terror gótico (que también me apasiona).

La historia la cuenta la menor de tres hermanas (Dalia, Violeta y Azalea) que viven con su padre, aisladas del mundo. El por qué viven allí, lejos de la civilización, y lo que pasa en esa casa se va desvelando poco a poco.

  1. También tuviste una mención en tu relato de Iridiscenia, ¿cómo te sentiste? También puedes volver a contarnos algo sobre ese relato que no le hayas dicho a nadie más 😉

Pues emocionada con que les hubiera gustado a los miembros del jurado. ¡Y más después de leer los relatos que seleccionaron! No se menciona, pero la historia de Huesos de Manzana está ambientada en Robledo de Chavela.

La idea empezó a surgirme cuando estaba allí con un compañero. Le pregunté si veía posible que, si entierran a alguien que acaba de tragarse alguna semilla pero no le ha llegado al estómago, el árbol echase raíces y germinase.

Por suerte aún no ha dejado de hablarme.

  1. ¡Momento de publicidad! Ahora que nos están leyendo aprovecho para comentar que en Lektu has autopublicado «A la caza del tesoro» con pago social. Además de porque está gratis, ¿por qué más motivos deberíamos leer este relato?

Supongo que si te gustan los cuentos siniestros puedes pasar un buen rato. Escribí “A la caza del tesoro” para el Terroríficas y aunque tiene cosas muy mejorables me gustó escribirlo. Fue divertido hacer a Isabel, y jugar con la inocencia y la fantasía de una niña pequeña. Sé que está muy lejos de ser perfecto pero le tengo un cariño especial a ese relato.

  1. Este septiembre publicas con LiterUp tu primera historia larga «El legado de plumas», ¿cómo te sientes? ¿Qué tal es la experiencia?

Increíble. Cuando leí el email diciendo que estaban interesados tuve que pedirle cinco minutos a mi jefa para salir a la calle y asimilarlo. Tenía miedo de haber leído mal o algo.

Mis editores no han hecho más que tener paciencia y apoyarme a cada paso. Me gustó la transparencia desde el principio, y aunque estén lejos son muy cercanos y en seguida he cogido confianza con ellos.

Siendo muy sincera, aún me aterra que no guste a nadie. Que encuentren la historia tonta, aburrida, sin sentido. Que deje muy indiferente. Pero merece la pena arriesgarse y seguir mejorando.

  1. Sé que me repito mucho, pero ¿puedes contarnos algo sobre «El legado de plumas»?

No mires a los ángeles.

Todo el mundo sabe lo que pasa si les miras, porque nadie vive para contar cómo son. Su belleza mata. Por eso Briana y Arlen perdieron los ojos: era la única forma de sobrevivir a su llegada.

Briana y Arlen viven con ellos. ¿Cautivos o protegidos? No siempre es todo blanco y negro, aunque Briana sea de ese tipo de persona que no distingue matices. Está muy orgullosa de ser dos horas mayor que su hermano, mucho más paciente y reflexivo. Pero ¿se puede ser paciente con criaturas que hacen cosas tan horribles? ¿Aunque ellos estén “a salvo” en su torre?

Y, más importante ¿qué son en realidad los ángeles?

  1. La protagonista de tu historia no ve, ¿cómo te sentirías si durante un día perdieses la vista?

Creo que sería muy difícil, y tendría que reajustar toda mi vida. Cuando escribía la novelette cerraba los ojos e intentaba hacer cosas simples. Por supuesto mis mellizos jugaban con ventaja: ellos llevan años acostumbrados a la ceguera y han aprendido a valerse por sí mismos. Por supuesto que se enfrentan a otros retos, pero creo que ninguna enfermedad/característica deba limitarte.

Simplemente, muchas veces te complica y alarga el camino.

  1. Si tuvieses que prescindir de uno de tus cinco sentidos, ¿a cuál sacrificarías?

Funfact: apenas tengo olfato. Soy la última en notar que algo huele fatal, y nunca voy a notar un cambio de perfume. De hecho una vez en mi casa se prendió fuego a una cortina y me di cuenta porque vi el humo, no porque me llegase el olor. Así que ya que estoy acostumbrada pues me quedo con perder el olfato.

  1. Eres una de las seleccionadas en mi Antología Colores, ¡felicidades! ¿Cómo ha sido escribir sobre un color sin mencionarlo?

¡Gracias! Pues un reto. Me hice una lista con todas las cosas que identificaba con ese color ya porque lo fueran o porque me remitiesen a él. ¡Pero no era tan fácil! Comparándola con una amiga a ella le hacían pensar en otros colores. Por poner un ejemplo (no de mi relato) al decir montaña hay quien piensa en el azul, a quien le viene el blanco, quien dice que son marrones y el que afirma que verdes. Fue muy interesante y tengo muchísimas ganas de leer los demás (y los que no entraron también, ¡espero verlos pronto en alguna parte!)

  1. Tu relato es «Siempre es otoño», una historia muy dura pero con una prosa preciosa, ¿por qué quisiste contar esa historia?

¡Gracias por la parte que me toca!

Pensaba en las veces en las que nos dejamos llevar a un destino horrible como si fuera inevitable. No de forma tan dramática como la protagonista, pero quería transmitir esa desesperante sensación de que el ritmo está marcado y no puedes escapar del baile. Que si revelarse es inútil porque no puedes escapar, solo precipitarte a un abismo oscuro. Y aun así te revelas. Sin esperanza, porque no hay esperanza, pero te revelas.

(Al parecer escribo grimdark en estado puro).

  1. Ahora que has superado escribir sobre colores sin decir el color, voy a invitarte al siguiente reto, ¿podrías decirnos por qué elegiste ese color sin decir qué color es?

Porque me parece que es un color que da muchísimo juego. Pensé que es lo bastante habitual y común para que podamos darle muchos significados, ¡y muy distintos! También me pareció que era un color fácil de meter en el relato ya que podía usar muchas cosas en esos tonos, y me cuadraban para la idea que se me fue ocurriendo de la trama.

¿Qué color es? ¡Hagan sus apuestas!

  1. Dado que todavía queda mucho año por delante, ¿es posible que te veamos en alguna publicación más?

Pues parece que sí voy a seguir dando un poquito la lata y no puedo dejar de decir lo afortunada que me siento. Tengo un par de proyectos que si todo va bien verán la luz (espero que pronto). Y puedo incluir algo que para mí es volver a mis orígenes. Porque el primer premio que gané fue el de Vals, con Saco de huesos, y acabo de salir en los seleccionados de su última antología: Melodías infernales con un relato que habla de remordimientos y celos viscerales entre dos hermanas que espero que os guste.

Muchísimas gracias por responder a mi entrevista ♥

Muchísimas gracias por considerar que puede ser interesante hacérmela!!! ❤

Anuncios

Deja aquí tu comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.