Maquetar un ebook con Sigil「Tutorial」

Esta entrada está dedicada a todos los que os gustó el ebook de Donde sueñan las libélulas. Me ha hecho muchísima ilusión la buena acogida y los comentarios sobre la maquetación (esa batallita que tanto me trajo de cabeza). Si te gustó y quieres saber más para hacer tu propio ebook, he preparado este tutorial. Larguito aunque básico pues todavía no soy ninguna experta en el programa y quizás de aquí a un tiempo aprenda más cosas. E incompleta porque luego hay una segunda parte, pero me la dejo para otro momento.

Al caso, voy a contaros cómo maquetar un ebook con Sigil, un programa super intuitivo, gratis y majoso. Si queréis un ejemplo de resultado final, tenéis Donde sueñan las libélulas en Lektu 😉

 Si queréis un ejemplo de resultado final, tenéis Donde sueñan las libélulas en Lektu ;)

Además de Sigil, también he recurrido a estos programas:

Photoshop para las imágenes. Una alternativa gratuita y bien majosa es Canva.

Calibre para retocar, corregir errores y convertir a otros formatos como Kindle. También es gratis.

Adobe Digital Edition para ver en el ordenador el ebook que estoy creando y corregir los fallos al momento. También gratis.

Creo que fue aquí donde me descargué Sigil. La verdad es que lo tengo desde hace años cogiendo polvo en el ordenador y sin animarme a sacarle brillo hasta ahora, así que quizás ha cambiado un poco.

Una vez descargado, al abrirlo os tiene que salir una pantalla como esta:

 Una vez descargado, al abrirlo os tiene que salir una pantalla como esta:

1-Menú de opciones. Es donde encontraremos toooooooodas las opciones que nos deja Sigil para editar nuestro ebook. Como se ve, son muy intuitivas, pero igualmente las comentaré más adelante.

2-El explorador del libro, donde están las secciones de nuestro ebook. En estas carpetas es donde se guardará lo que es la información de la historia. En “Text” irán los diferentes capítulos, en “Images” las imágenes, en “Styles” se pueden crear códigos HTML…

3-Editor. Cada vez que queramos trabajar con alguna de las secciones esta se “abrirá” aquí. Si luego queremos ir a otra, pues la abrimos también. No se solapan ni superponen ni nada. Son como tener diferentes pestañas en internet. Lo malo es que también se pueden acumular, así que si no las estás usando mejor ciérralas apretando la X roja. No hay que guardar nada porque los cambios son automáticos.

MUY BIEN, ¿POR DÓNDE EMPEZAR?

¿Véis el librito al lado del corazón? Se trata del editor de metadatos

¿Véis el librito al lado del corazón? Se trata del editor de metadatos. Lo primero es entrar en él para registrar lo más importante, imprescindible y fundamental: ¡EL TÍTULO Y QUIÉN HA ESCRITO EL LIBRO! Que luego sale por ahí que es de un tal “Desconocido” y ni pizca de gracia.

 Lo primero es entrar en él para registrar lo más importante, imprescindible y fundamental: ¡EL TÍTULO Y QUIÉN HA ESCRITO EL LIBRO! Que luego sale por ahí que es de un tal "Desconocido" y ni pizca de gracia

Y nada, ponéis título, vuestro nombre, el idioma… Si entráis en “Añadir básico” os saldrá más información que podéis insertar en vuestro libro:

 Si entráis en "Añadir básico" os saldrá más información que podéis insertar en vuestro libro:

Lo que es interesante si eres una editorial o tienes un número ISBN. Si por otro lado el libro cuenta con más de un autor solo tenéis que clicar en “Añadir participación” y listo:

 Si por otro lado el libro cuenta con más de un autor solo tenéis que clicar en "Añadir participación" y listo:

EL CUERPO DEL EBOOK

Ahora vamos a construir lo que es el esqueleto del ebook. Lo más importante y lo que no se nos puede escapar es que tiene que estar dividido en trozos. Para entenderlo, cada una de las partes empezará por una hoja nueva. Así que si vamos y pegamos todo nuestro texto a lo bruto, luego al leerlo nos saldrá pegado y sin división. En cambio, al dividirlo tendremos “una hoja nueva” para cada una de nuestras secciones. Para crearlas hay que clicar encima de la carpeta de TEXT. Nos saldrá varias opciones y nosotros tenemos que elegir “Añadir fichero HTML en blanco”. Crearemos tantos como partes, así que antes de empezar a crear a la babalá lo mejor es tener un índice de lo que vamos a necesitar. Por ejemplo, este es el mío del nuevo proyecto que estoy maquetando:

1-Portada

2-Titulo

3-Creditos

4-Dedicatoria

5-Indice

6-C1

7-C2

8-C3

9-C4

10-C5

11-C6

12-C7

13-C8

14-C9

15-C10

16-C11

17-C12

18-C13

19-C14

20-C15

21-C16

22-C17

23-C18

24-C19

25-C20

26-C21

27-C22

28-C23

29-C24

30-C25

31-C26

31-C27

32-C28

33-C29

34-C30

35-C31

36-Agradecimientos

37-Extras

De esta manera yo sé que tengo que acabar con treinta y siete ficheros en blanco. Una vez creados, les pondré estos nombres (Basta con clicar con el botón derecho encima de cada archivo y seleccionar RENOMBRAR). No sé si os habrá llamado o no la atención, pero no he usado ni acentos ni ñ ni espacio ni ningún símbolo extraño. Y vosotros tampoco debéis usarlos. Puede dar error en algunos dipositivos, así que todo lo que sea información que vaya en el EXPLORADOR DEL LIBRO mejor nada de acentos u otros símbolos que puedan dar problemas a la hora de reconocerlos. Si tienes alguna duda, siempre se pueden poner nombres en inglés. Aclarado esto, vamos a crear nuestras partes.

Lo mejor es guardar el trabajo poco a poco para no perder nada: Fichero->Guardar como. Solo da la opción de guardarlo en formato .epub pero no pasa nada porque lo podremos abrir en cualquier momento con Sigil.

Si tienes tantas partes como yo esto puede parecer un pelín tedioso, pero no pasa nada. Luego viene algo que es aún peor ¡Al caso! Una vez terminamos de crear y renombrar, debería quedar algo así:

 ¡Al caso! Una vez terminamos de crear y renombrar, debería quedar algo así:

El orden es muy importante. El libro seguirá el mismo orden que le demos a los ficheros en la carpeta de TEXT. Ahora mismo, si publicase mi ejemplo tendría primero Portada, luego Titulo, Creditos… Puede darse el caso que en plena maquetación empieces a crear archivos nuevos. Por defecto te saldrán al final del todo, pero puedes agarrarlos con el ratón y arrastrarlos a otro lugar. O eliminarlos si ves que sobran.

Si has empezado ya a crear tus archivos entonces te habrá pasado lo que a mí: cada vez que se crea uno nuevo se abre en el editor. Cuando tienes más de treinta lo mejor es cerrarlos todos porque luego es un mareo.

Ahora que hemos terminado de crear las partes, sabemos que están todas (Al no ser que luego cambiemos de idea) y les hemos dado nombre y orden, entonces sí vamos a empezar a pegar el texto en ellas. Para abrirlas basta con un click y las tendrás en el editor.

EL TEXTO

Para empezar a jugar un poco vamos algo sencillo como Título. En este caso voy a escribir directamente en el editor porque es poner el título de la historia y mi nombre. Queda tal que así:

Feo, ¿verdad? ¡Pues para eso tenemos el preciosísimo menú de arriba!

Feo, ¿verdad? ¡Pues para eso tenemos el preciosísimo menú de arriba!

Y aquí voy a remarcar una cosita que puede ser o clave o disgusto:

Y aquí voy a remarcar una cosita que puede ser o clave o disgusto:

Esta es la vista previa. Por defecto está seleccionada la “Vista de libro” o, como yo la llamo, “La vista para los que no tenemos ni idea de HTML”. La podemos cambiar por una “Vista de código” o un híbrido entre ambas. La “Vista de código” nos enseña el HTML del libro. Si sabes algo, pues mira, maravilloso porque puedes editarlo como te apetezca. Yo he toqueteado un poco para probar cosillas y es estupendo porque puedes cambiar la tipografía de la letra, opción que Sigil no tiene a mano. Si no sabes, no pasa nada, que luego se puede modificar con Calibre al final del todo. En ocasiones se te puede poner por error la “Vista de código” de manera autómatica. Se nota muchísimo porque pasamos de tener letras claras a algo como esto:

 Se nota muchísimo porque pasamos de tener letras claras a algo como esto:

No te asustes. Solo cambia de vista y ya está.

Bueno, si sabes de códigos te lo pasarás pipa toqueteando el HTML, pero si no, en el menú tenemos un montón de opciones:

Bueno, si sabes de códigos te lo pasarás pipa toqueteando el HTML, pero si no, en el menú tenemos un montón de opciones:

1: De normal el texto está en “p”, que es el texto común para los párrafos. Puedes convertirlo en títulos con h1, h2, h3…

2: Aquí es donde se pueden poner negritas, cursivas, tachar palabras, subrayar…

3: Aquí podemos centrar los títulos, justificar los párrafos… Incluso hacer listados.

4: Para convertir texto en minúsculas/mayúsculas, reducir sangría…

Así que sin necesidad de saber de códigos puedes adornar tu historia hasta dejarla algo más bonita que un simple texto plano.

En este caso mío, también he movido el título para que quedase más abajo.

PERO VAYAMOS A LO DIVERTIDO: JUGUETEAR CON LOS CÓDIGOS

Vamos a ir a la carpeta de “Styles” y clicaremos en ella para seleccionar una “Nueva hoja de estilos en blanco”. Si os fijáis, el documento que se abre es bastante diferente a los de texto con los que estamos trabajando:

Aquí no hay “Vista de libro” porque es para trabajar con códigos. Todo lo que escribamos aquí luego se podrá aplicar a otras partes del libro. Yo trabajé con un código sencillísimo, pero si sabes más de HTML me imagino que aquí podrás sacarle un montón de brillo al programa. Este es mi código. Copia y pégalo en la página:

body {

font-family: calibri; [FUENTE DEL TEXTO]

color: black; [COLOR DEL TEXTO]

}

h1,h2,h3,h4{

font-family: calibri; [FUENTE DE LOS TÍTULOS]

color: black; [COLOR DE LOS TÍTULOS]

}

Así podréis ponerle la tipografía que os apetezca. Incluso poner fuentes diferentes para cada uno de los títulos o jugar con los colores. Para asegurarnos que funciona, vamos a sustituir “black” por un color llamativo como puede ser “red”.

Ahora mismo esta página de códigos está dentro del ebook pero no está asociada a ninguna de nuestras secciones. Así que vamos a ir a cada uno de nuestros ficheros en “Vista de código” y vamos a pegar esta línea antes de </head>:

<link href="../Styles/[NOMBRE DE NUESTRA PÁGINA].css" rel="stylesheet" type="text/css" />

Si lo hemos puesto bien todas las letras se verán en rojo. Si no es así, es que algo ha salido mal.

Lo normal es meter la pata porque hasta yo haciendo este tutorial me he líado, así que lo mejor es empezar con una página poco importante como los Titulo ya que no se puede retroceder en lo que añades en “Vista de código”. Si ves que lo has mareado mucho, eliminas esa sección y creas otra. ¡Pero si lo haces no olvides ponerla en orden con las demás! Una vez te has asegurado que tu página se ve en rojo (Y por lo tanto, es seguro que el código funciona), haz lo mismo con las demás. Se pueden crear diferentes páginas de códigos para según qué documento se vea de una manera u otra.

Si esto te parece muy complejo, prefieres no arriesgarte con los códigos o te gusta el que viene con defecto, no pasa nada porque esto no es imprescindible. Y luego con Calibre se puede perfeccionar sin necesidad de meterte en códigos.

BUENO, REGRESANDO AL TEXTO… (AHORA SÍ, LA PARTE MÁS FASTIDIOSA)

Una vez tengamos todas las páginas enlazadas al código, ahora sí vamos a pegar cada parte de la historia en su trozo correspondiente. Hay que hacerlo sin formato. Si estás en Word puedes borrarlo o directamente copiarlo del bloc de notas. Eso significa que todos los detalles como justificar, poner cursivas o negritas, lo tenemos que hacer a mano. Si lo pegamos con formato en realidad nos “ahorramos” este paso, pero luego, según qué dipositivo no se notará. Así que toca aguantarse para que esto salga bien.

Lo más puñetero, lo más requetepuñetero, son los “—”. Según de donde pegues el texto (Word o bloc de notas) aparecerán o no en el editor. Sin embargo, luego al publicarlo, ninguno de los dos se verá. Lo mejor es que no se vean porque así tenemos un hueco en blanco bien llamativo. De esta manera, al revisar el texto cada vez que veamos un hueco iremos a “Insertar caracter especial” y lo añadiremos:

¡Y taratachán! Ya tenemos nuestro texto con los guiones largos, justificado, en la letra que nos gusta, con sus cursivas, negritas… y rojo. Llegados a este punto ya podemos volver a la página de códigos y volver a convertirlo en “black”.

INSERTAR IMÁGENES

Antes de llenarlo todo de dibujos e imágenes como cierta bruja que me sé, tenemos que guardarlas en las carpetas del ebook. Así que nos vamos a “Images” y seleccionamos “Añadir ficheros existentes…”. Se nos abrirá una pestaña con la que seleccionaremos las imágenes que queramos incluir de nuestro ordenador y las guardaremos en la carpeta. Una vez lo hayamos hecho, vamos a donde queramos incluir la imagen y clicaremos con el botón derecho. Ahí nos dará la opción de “Insertar imagen” que nos llevará a la biblioteca de imágenes que hemos creado:

Seleccionamos la que nos interese y listo. Para la portada es exactamente lo mismo. Es el primer documento de todos los que hemos creado y donde NO tiene que haber nada más. En este momento debería estar en blanco para pegar la imagen que hará de portada.

Una serie de cosas a tener en cuenta sobre las imágenes (Y que yo he descubierto a base de ensayo y error):

Sigil es a color. Kindle es a color. Adobe Digital Edition es a color. Los lectores de ebook no tienen por qué leer a color. Si como yo hacéis unos separadores muy monos en tonos pastel lo más probable es que se lean fatal en dipositivos de lectura digital. Mi recomendación es o hacerlo todo en blanco y negro (Menos la portada) o hacer dos versiones para según qué dipositivo.

-Las imágenes no se pueden redimensionar manualmente. Si es demasiado pequeña, se quedará pequeña. Si es demasiado grande, quedará cortada. El tamaño ideal para la portada es de 590×750 píxeles. También sirve para cualquier imagen que quieras añadir que lo ocupe todo por completo. El resto es prueba y error para descubrir qué imágenes de las que añadimos se ven bien y cuales no. Nunca hay que superar el ancho de 750 píxeles o saldrá cortado, pero con el largo podemos jugar un poco para que la imagen ocupe más o menos.

-Con el título de las imágenes pasa lo mismo que con las secciones del libro. Si les ponemos nombres como “Donde sueñan las libélulas portada” puede haber problemas con algunos dipositivos que no las reconocerán.

COSAS VARIAS

-Podemos “Darles conceptos” a nuestros archivos HTML como “Portada”, “Índice de contenido”… Honestamente, no sé hasta qué punto es importante o no (Creo que es importante para crear el índice de contenido). Si te interesa, clica en ellos y asígnales el concepto que toque.

-Para el índice se pueden crear enlaces a las diferentes partes del ebook de esta manera:

Por ejemplo, se puede crear un listado de capítulos y luego seleccionamos este símbolo que nos dará la posibilidad de crear enlaces como si fuese una página web. Al marcarlo, nos saldrán todos los archivos HTML que hemos creado. Elegimos el correspondiente a cada uno de nuestros capítulos y se lo asignamos. Así de fácil.

-En Herramientas->Índice de contenido->Generar índice de contenido, podemos crear el índice de contenido de nuestro ebook. La verdad es que con este punto no me las apaño muy bien así que poco puedo contar.

-Y creo que esto es todo.

¿YA HEMOS ACABADO?

Una vez ya no se nos ocurre qué más hacer, pues guardamos y nos despedimos de Sigil con muchos mimos porque se lo merece. Ya tenemos un ebook, pero es un ebook que solo está en .epub y que tendrá algún que otro fallo. Ahora es cuando tocaría ir a Calibre, abrir ahí nuestro ebook y corregirlo, retocar las fuentes, la letra… Si tenemos algún título de imagen o de texto conflictivo, Calibre nos lo señaralá para que lo corrijamos. Cuando hayamos terminado lo guardaremos todo en un ebook nuevo que será el definitivo y también podremos exportarlo a otros formatos como kindle o pdf.

Pero de eso hablo en esta otra entrada.


¡Hasta aquí el tutorial! Espero que os sirva. Me tenéis en los comentarios para cualquier duda o descubrimiento. Como en realidad de Sigil no se gran cosa, seguramente edite esta entrada de aquí a un tiempo largo con mis nuevos descubrimientos.

Anuncios

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.