El despertar de las razas 「Reseña」

  • Título: El despertar de las razas.
  • Autora: Raquel Laforet.
  • Género: Fantasía, aventuras.
  • Editorial: Autopublicado.
  • Sinopsis: Hubo un tiempo en que las serpientes eran de colores tan brillantes como los dragones, pero hace mucho de eso y las serpientes que se recuerdan tienen todas el mismo aspecto gris y deslucido. Hay una historia que cuenta cómo ocurrió. Nadie odia a un dragón más que un derio, quienes jamás tuvieron por qué encontrarse; ni a una ninfa, más que un aila, quienes en principio pudieron ser uno solo. Aunque nadie sabe cómo fue en realidad. Los humanos opinan que han vivido tiempos mejores, rodeados de lujo en grandes ciudades y gobernados por poderosos magos. Pero pocos se consuelan pensando que al menos no tienen que despertar. Dragones, derios, serpientes, ninfas, náyades, ailas y baudimes se han visto relegados al terreno de las historias. Ahora, gracias a Mina y el resto de despertadores, todos humanos, pueden despertar de nuevo e intentar formar parte del mundo una vez más.

Resulta que ha llegado la #SemanaAutopublicados y yo leyendo una novela autopublicada. No había que ser un genio para deducir que esta ecuación terminaba en reseña. Por una vez no voy voy a introducir hablando del contenido del libro, sino del exterior, es decir, la edición. Se sigue diciendo que un libro autopublicado es sinónimo de rechazo editorial y trabajo chapucero. Y no es verdad: hay catástrofes encuadernadas con sello editorial e historias maravillosas que salen andando por su propio pie. Raquel Laforet se ha currado la edición de El despertar de las razas y se nota. Bien hecho.

Ahora sí, mi opinión del libro:

Como siempre: este es un análisis libre de spoilers y muy empañado por mis gustos. Me gusta diseccionar los pros y los contras para aprender de la lectura, así que si solo quieres saber lo que me ha parecido, puedes ir directamente al final para leer la conclusión  (・ω<)☆

Dragones que salen de la piedra. Así empieza y con ese planteamiento me compró al instante. Porque la historia es original de narices y cuando eres alguien como yo que está tan refrita de leer lo mismo, mira, lo agradezco de aquí al infinito. Aun así, y a pesar que el planteamiento es curiosísimo, me costó engancharme y reengancharme, porque entre medias lo he ido alternando con más libros.

En realidad El despertar de las razas es una antología disfrazada de novela. Los capítulos se leen cada uno por su cuenta y no exagero si digo que más de la mitad son cuentos que los personajes descubren o leyendas que se van contando los unos a los otros. Si te apasionan los cuentos, estupendo, pero incluso a mí, que el relato me enamora, he tenido momentos en los que no me apetecía seguir leyendo. Terminaba un capítulo y lo dejaba para otro día. Me ha faltado algo que me hiciera seguir leyendo, ya fueran misterios o una trama oculta. Todas las ideas que activaban mi mini-yo-detective-literario o se resolvían al instante o se olvidaban hasta regresar después de trescientas páginas cuando ya había perdido el interés.

Y es una pena, porque hay cuentos preciosos, los personajes son todos diferentes y se profundiza un montón en todas las razas, pero a pesar de todos estos ingredientes para ser el libro más original del año, no termina de enganchar. Me ha durado lo indecible a pesar que a ratos me encontraba con una narración especialmente bonita o historias que han logrado que me quedara dándole vueltas (Como el origen de los dragones). Pero un libro donde la mitad son descripciones de bosques, montañas, islas, el color de las escamas de mil dragones o cómo se lavan los derios, no es un libro, es un documental.

Otro detalle que no me ha terminado de convencer es que la narración era siempre la misma. En un libro que están página sí y página también contándose historias, que todo se basa en redescubrir el pasado y el origen de las razas, no pega que la narración siempre siempre igual. Da igual quien hablaba, si el narrador onmisciente, un aile o un humano, parecía que era siempre la misma persona. Y con toda la personalidad que tenían los personajes, ya se les podría haber pegado algo a su manera de hablar.

Como contraparte, lo mejor son las razas. Diferentes, algunas conocidas desde un nuevo punto de vista y otras inventadas, pero igual o más interesantes. Aunque a veces, y al igual que con el paisaje, me ha parecido que se explicaban demasiados detalles que hubieran quedado mejor para un anexo.

Sí, todo esto de los detalles de las razas o el mundo le ha dado profundidad y realismo, pero al final eran tantos eclipsando cualquier posible trama o devorando la mitad de los cuentos conmigo ha conseguido que relegara el libro a distracción en el metro.

Es un libro curioso, muy curioso. Y aunque todo gira en torno a un momento concreto y sus personajes, en realidad son cuentos sobre el pasado. Así que si la idea te atrae, te apasionan los animales mitológicos (En especial los dragones) y buscas fantasía diferente a lo habitual, sí, me atrevo a recomendarte este libro (¡Link directo a su página en NEUH!).  O a que le eches un vistazo.

Y si te encantan los bosques y quieres leer algo que te teletransporte a uno (o a muchos), ni te lo pienses: esta es tu novela.

 

Anuncios

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s