¿Quieres escribir? ¿Dibujar? 365 días para desarrollar un hábito

No sé vosotros, pero a mí me encanta empezar año nuevo con miles de propósitos. Es el mejor momento para proponerse retos y objetivos. Quizás luego no logres conseguirlos todos, pero la satisfacción que sientes en Nochevieja al ver todo lo que sí has logrado es insuperable.

Motivada por una conversación de twitter sobre retos, vengo a comentar y animaros un poco con un propósito muy concreto: la constancia de hacer algo todos los días.  Puede ser cualquier cosa, en mi caso es escribir y dibujar, pero también puede ser estudiar o hacer fotografias. Se trata de elegir aquello en lo quieras mejorar. ¿Has pensado ya que es lo que quieres? ¿Sí? Pues ahora tienes que mantenerlo los 365 días del año. ¿Complicado? No tanto como pueda parecer.

Llevo ya unos dos años intentando escribir y dibujar un poco todos los días. Todavía no he conseguido estar todos los días, pero aún así, por ejemplo, el año pasado logré hacer más de 366 dibujos. Hubo días en los que no hicen ninguno y otros en los que hice cuatro para compensar. Algunos fueron dibujos muy simples y otros algo más trabajados; dibujos sin color y otros incluso con fondos.

No creo que sea casualidad que haya logrado evolucionar tanto en tema de dibujo estos dos últimos años.

Ahora mismo, pensar en hacer 365 dibujos o escribir 36500 palabras parece imposible. Sobre todo si no tienes una rutina o sientes que eres incapaz de ser constante. Pero creedme: se puede. Basta con hacer un poco cada día. Si día a día escribes cien palabras al final habrás conseguido 36500 (Y para que veáis lo poco que son cien palabras: en lo que llevo de entrada ya las he sobrepasado). El truco es ir poco a poco. Si haces algo, por simple que sea, ya es bastante más que nada. Y al final, la suma de todos esos algos se convertirá en un mucho.

Basándome en mi propia experiencia, os voy a contar mis trucos para escribir y dibujar durante 365 días y desarrollar así una rutina, pero como ya he dicho, podéis aplicarlo a cualquier cosa.

¡Consejos generales para superar cualquier reto!

  1. No lo dejes para otro día. Romper la rutina es muy fácil. Basta con que un día no te apetezca o estés tan cansado que lo dejes para mañana. Basta una sola excepción para que al día siguiente tampoco te apezca. Ya has fallado y ya no importa tanto conseguirlo o no. Y así el calendario se llena de excepciones y cuando te quieres dar cuenta ha pasado un mes desde la última vez que cogistes un lápiz.
  2. Intenta hacerlo siempre por las mañanas. Dejárselo para la noche es bastante contraproducente: se te puede olvidar, te puede surgir un imprevisto… Y cuando te quieras dar cuenta ya estás acostado y el día ha terminado. Para mí, lo mejor es por la mañana o después de comer, en los momentos de descanso o en ese rato que estás esperando y no tienes nada mejor que hacer.
  3. Anota tus logros en un calendario. Convierte cada dibujo/Fotografía/escrito en una mancha de colores y cuelga el calendario en un lugar donde lo veas todos los días (Delante de la mesa, en la nevera…). Es la manera más visual de ver todo lo que has avanzado. También puedes hacer una lista de tus objetivos e ir haciendo marcas según los cumplas. Puedes usar la estrategia que quieras: lo importante es sentir que lo estás logrando.
  4. Ten las ideas claras. He llegado a perder más tiempo pensando en lo que iba a hacer que en hacerlo. Piensa las cosas de antemano, haz listas o sigue el orden que se te ocurra. Serás mucho más eficiente y tendrás más ganas de hacer las cosas.

RETO: ¡DIBUJANDO DURANTE 365 DÍAS!

Algo bastante importante es administrarse el espacio. Hace dos años intenté empezar una libreta. Es una idea que llevan muchos artistas y el resultado es precioso: me encanta ver luego vídeos de gente pasando las páginas de sus libretas y ver cómo han evolucionado o ver todo un año resumido en dibujos. Yo lo intenté, pero tuve la mala pata de coger una libreta demasiado grande. Y para colmo de mi cabeza hueca, no se me ocurrio otra cosa que intentar llenar todas las hojas en un día. Eso sí que no se puede. Pierdes mucho tiempo y si encima no tienes ni idea al final es horrible (Y el resultado deja mucho que desear). Solo duré 143 días.

Este fue el desastre que hice, desperdiciando 143 hojas.

Para mí, lo mejor es coger una libreta y hacer dibujos no muy grandes. Aprovecha todo el espacio y no intentes hacer más de lo que realmente puedes. Piensa que no siempre tendrás el mismo tiempo.

Ahora bien, y lo realmente importante: ¿Qué dibujar durante tanto tiempo? Son muchos dibujos y aunque creas que te sobran ideas, al final llegará el momento en el que no sepas qué hacer o estés harto de repetirte. Además, si te pasas los 365 días dibujando caras puede que mejores en lo que respecta a la anatomía de los rostros, pero el resto seguirá igual que el inicio.

Aquí dos ideas que me han sido bastante útiles:

  • RETOS DE DIBUJOS: Sí, otro reto dentro de un reto. En internet te puedes encontrar mil retos de dibujos. Este, sin ir más lejos, es el conocido como “365 drawing challenge“. Pero hay muchos más. Los más famosos son los de 30 días. Si buscas “30 days drawing challenge” te aparecerán miles. Hay de brujas, de parejas, de personajes (Muy útil si estas creando personajes), de escenarios… Y si eres fan de alguna serie, seguro que también encuentras alguno. Así que si no tienes ideas, basta con que encuentres unos doce retos de este estilo y ya tendrás un nutrido repertorio para todo el año. ¿Lo mejor? Hacerlo con amigos. Es divertidísimo formar un grupo y empezar a dibujar al mismo tiempo. Encima, os motiváis mutuamente y así ninguno se rinde.

Las brujas nunca exageramos

  • REFERENCIAS: Algo que puse en práctica el año pasado fue dibujar con referencias. Y la verdad es que son algo que prácticamente uso ya a diaro para mis dibujos personales (Los que guardo en mis libretas secretas). A mí me han venido muy bien para aprender nuevas posturas, ángulos o salir de mi zona de confort. Tengo una carpeta con más de tres mil referencias. Sé que es imposible dibujarlas todas en un año, pero tengo pensado reducirla todo lo que pueda. Y es bastante motivador ir eliminando poco a poco las ideas que ya he dibujado y ver cómo el número disminuye. Además que para mejorar es lo que mejor me ha venido. ¿De dónde puedes sacar referencias? Puedes encontrarlas en fotografías, en revistas, en páginas especializadas… Cualquier imagen puede ser de ayuda. Eso sí: si luego subes tus dibujos a internet no olvides acreditar.

Así que ya sabes, si quieres dibujar, estas dos ideas son bastante útiles. Puedes combinarlas, puedes inventarte tus propias reglas y mezclar retos, puedes tirar un dado y ver qué sale. También puedes probar con dibujar expresiones o mirar bases. No es necesario hacerlo todo de golpe: lo mejor es ir poco a poco y no aburrirte nunca.

Para quien le interese: acabo de crear un tumblr de recursos para compartir las referencias, retos de dibujo o bases que encuentre. Espero que os sirva.

Poco a poco, se va mejorando

Poco a poco, se va mejorando

Y no lo olvides: si vas a dibujar a mano vigila el material. Hay muchas libretas que tienen un papel tan birrioso que si te despistas te destroza los dibujos.

RETO: ¡365 DÍAS ESCRIBIENDO!

Hacer un balance de lo escrito es más complicado. Al no ser que cuentes las palabras (Y si escribes a mano es un rollo) es muy difícil de precisar.

Retos para escribir también hay muchos, pero al contrario que los de dibujo, yo por lo menos nunca he logrado terminarlos (El año pasado, sin ir más lejos, me quedé a mitad con el de El libro del escritor). Así que lo que realmente recomiendo es escribir lo que quieras o tengas que escribir. Un cuento, un pedazo de novela, una idea aislada… Escribe lo que ese día te apezca y realmente sepas cómo lo quieres escribir. Y si no se te ocurre nada, pues escribe lo último que has soñado, algo que te haya pasado ese día, en serio, cualquier cosa. Es mejor anotar lo primero que se te viene a la cabeza que dejar pasar el día. Quizás meses más tarde te encuentres con aquello que anotaste y te sirva de inspiración para una historia o te de por continuarlo. Y eso es mil veces mejor que no tener nada.

Si lo que quieres es coger el hábito de escribir (Como yo), te invito al reto que voy a poner en práctica este año: cien palabras más cada mes. Empezaré Enero con un mínimo de cien palabras. En Febrero serán doscientas, en Marzo trescientas, y así hasta conseguir escribir mil doscientas palabras al día.

Ya por último,

¿Esto sirve para algo?

Hace dos años empecé con estos retos para intentar conseguir una rutina. Todo lo que he aprendido ha sido a base de ensayo y error. He mejorado mucho, pero también he tenido que retroceder. La primera vez fue terriblemente estresante: cuatro minutos antes de la medianoche ahí estaba, apresurándome por terminar cualquier cosa como fuera. Pero aunque al final no lo lograse, sí que se me quedó ya ese gusanillo por escribir y dibujar algo todos los días. En este último año llegó un momento en el que no pude hacerlo, pero los días en los que lo lograba me sentía muy satisfecha. Aparte de lograr algo durante 365 días, el auténtico objetivo es que, una vez pasado el plazo, hayas desarrollado este hábito.

Si este 2017 me animo a contároslo es porque he logrado poner todo esto en práctica con mi hermana. Hace dos años mi hermana solía dibujar un poco cada mes. Ese era su reto: hacer un dibujo por mes. Cuando le propuse que dibujara conmigo durante todo el 2016 me envió a la porra. Al final logré convencerla, no sé cómo, pero conseguí tenerla dibujando todo Enero. A regañadientes, siempre con la amenaza de parar cuando se aburriera, pero dibujando día a día. Al final, mi hermana dibujó muchísimo más que yo, no se detuvo ni un solo día (Y en el 2016 eran 366 dibujos, ojo) y ahora es algo que hace porque le gusta.

¿Se puede? Se puede. Como últimas anotaciones: si es la primera vez que quieres hacer este reto no intentes hacer más de lo que puedas. Es mejor empezar solo por uno y luego, cuando hayas desarrollado ya el hábito, empezar otro. Tampoco te agobies: si ves que un día no has podido, no tires la toalla. Siempre puedes hacer el doble al día siguiente y compensar.

Si por algún casual lees esta entrada a lo largo del año no te preocupes por llegar tarde: si te interesa y realmente quieres hacerlo, puedes empezar cuando más te apetezca.

¡Un saludo y mucho ánimo para superar cualquier objetivo que os hayáis propuesto!

Anuncios

2 comentarios en “¿Quieres escribir? ¿Dibujar? 365 días para desarrollar un hábito

  1. ¡Hola! Me gusta mucho el artículo. Bien lo has dicho, lo importante, más allá de cumplirlo, es empezar a forjar hábitos —y de paso, sorprendernos con la noticia de que sí podemos, que a veces, darnos cuenta de la capacidad propia es el reto más grande a superar—.

    Te sigo.

    ¡Un abrazo!

    • ¡¡Me alegra que te haya gustado!! A mí siempre me ha parecido muy importante el hacer todos los días un poco. Hay tantas cosas buenas en el hábito que nunca me cansaría de hablar de él.

      ¡Gracias por seguir y bienvenida a mi blog!
      Un abrazo.

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s