Sueños de piedra [Reseña]

  • Título: Sueños de piedra
  • Autoras: Selene.M.Pascual e Iria.G.Parente
  • Editorial: Nocturna ediciones
  • Sinopsis: Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros. Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta… y del recuerdo del hombre al que ha matado. Érase una vez…

Como siempre: este es un análisis libre de spoilers y muy empañado por mis gustos. Me gusta diseccionar los pros y los contras para aprender de la lectura, así que si solo quieres saber lo que me ha parecido, puedes ir directamente al final para leer la conclusión  (・ω<)☆

Tenía ganas de leer este libro desde hace muchísimos meses. En principio iba a ser uno de mis objetivos para la feria del libro, pero entre una cosa y otra no me ha quedado más que esperar a las navidades para tenerlo, finalmente, en mis manos.

Lo único equiparable a mis ganas de leerlo y al ánsia con el que lo empecé ha sido la decepción que ha supuesto.

El principio es muy entretenido y logra pillarte totalmente desprevenido. No te esperas que una historia vaya a empezar con un príncipe descoronado y una prostituta dándose a la fuga. Y a pesar de la crudeza con la que nos cuentan la historia de Lynne, entre medias hay cada situación y capítulo bastante divertidos. Sin embargo, cuando empieza la “aventura”, la historia se vuelve aburrida, muy aburrida. Y, lo peor de todo para una novela que intenta ser original: terriblemente predecible.

La parte central del libro se puede resumir fácilmente en: escenas de relleno, resumen de sus últimos días de viaje, situación peligrosísima que deja a un personaje a las puertas de la muerte, capítulo donde salvan al personaje y vuelta a empezar. Llega un punto en el que todas sus “aventuras” son completamente secundarias, anécdotas para decorar una trama romántica que acaba por absorber toda la importancia. A pesar que no soy muy de novelas románticas reconozco que la historia que cuentan es bastante atípica y entretenida. Pero no lo suficiente como para compensar más de quinientas páginas de tensión y ñoñerías entre dos personajes bastante comunes. Ese es otro de los grandes problemas del libro: sus personajes intentan ser originales, una versión completamente atípica a los clichés de las novelas de capa y espada, y aún así se quedan en estereotipos. No, no hay ningún príncipe perfecto ni una damisela en apuros, pero yo ya he leído mucho sobre mujeres fuertes y decididas con un pasado traumático que encuentran cura en el amor o sobre hombres egocéntricos y mujeriegos al principio que cambian gracias a esa mujer que les obliga a poner los pies en la tierra. Para mí no son ni originales ni diferentes. Y por mucha profundidad que les hayan intentado dar, al final todos sus deseos, pensamientos y acciones son aburridamente predecibles. Todo sobre ellos está resumido en el primer capítulo. Y con un poco de imaginación puedes deducir cómo acabarán sin necesidad de ver todo su supuesto desarrollo.

El resto del elenco o son buenos muy buenos o malos muy malos. Y luego está Hazan, un secundario más plano que una hoja que acompaña a los protagonistas sin hacer gran cosa.

Con la trama pasa lo mismo que con los personajes: intenta ser diferente parodiando las novelas medievales para quejarse del machismo o hablar de una historia de amor inusual, pero al final es idéntica a todas las novelas que ya hablaron antes de estos temas (Ojo al spoiler: Por mucha defensa que haga de las mujeres, la mala es un personaje con el que no empatizas nada. Y aunque sí me gustó que la relación entre ambos protagonistas fuera de iguales y ninguno renunciase a nada, sigue siendo el idílico primer amor que hace cambiar a las personas. Fin spoilers). A pesar de sus intenciones, no es una novela que te invite a reflexionar ni a una segunda lectura. Es más, casi ni la termino: cuando apenas me quedaban cien páginas me aburrí y la dejé de lado para leer otra cosa. Y eso que todavía no había llegado a la parte más tensa, pero es que todo lo anterior era tan repetitivo e irreal que no me motivaba a seguir leyendo.

Recomiendo esta novela solo si te gustan muchísimo las historias románticas y no te importa que el resto sea bastante flojo. Por lo demás, no le recomiendo a nadie Sueños de piedra.

Anuncios

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s