Ya basta de romantizar el machismo

Estamos a 25 de noviembre, una fecha tristemente célebre pues viene empañada por el recuerdo de todas las mujeres que han muerto por culpa de la violencia machista. Esta es una lacra cercana que, de tan cuotidiana, ya ni asombra. Es algo común, una sombra que se menciona en el periódico de casi todos los días. Siempre hay un intento, una orden de alojamiento incumplida o una familia que acaba desgajada para siempre. A pesar de toda la concienciación, de las campañas de prevención y de los medios disponibles para denunciar, el machismo está remontando en las nuevas generaciones. Un hecho que resulta tan estremecedor como sorprendente. Ahora bien, ¿y esto porqué es así? Fuera de mis relatos no poseo la verdad absoluta, pero me atrevo a echar parte de la culpa a todas esas historias que edulcoran el maltrato y que, especialmente en nuestra adolescencia, acaba por envenenarnos. Es el caso, por ejemplo, de la archiconocida saga de Crepúsculo. De ella ya se ha hablado mucho: hay miles de blogs explicando lo tóxica que es su historia y como potencia un romance machista y peligroso.

En mi época adolescente conocí a muchas chicas que soñaban con tener un romance así, llegando incluso a justificar los celos, el control por partel del novio o que te abandonasen. A eso último lo llamaron prueba de amor. Toma ya.

Hay miles de mensajes, carteles y charlas hablando de lo peligroso que son estas parejas, pero, oye, casi nadie dice nada de todos esos libros con protagonistas dulces, sumisas y bobaliconas que se enamoran del tipo malo. Ya sabéis, ese chaval que puede ser todo lo agresivo, gaznápiro y egoista y que al final el amor le cambia, convirtiéndolo en el novio ideal. Y esto no lo digo yo: lo dice la propia publicidad del libro.

Repasemos un poco After:

¡Por supuesto! Yo también quiero vivir un romance que empiece con un engaño porque el chico en cuestión quiere acostarse conmigo por una apuesta. Idílico.

Y me estoy quejando mucho de los libros, pero esto está en todas partes: películas, videojuegos… Nada se salva y muchísimo menos los cómics manga. Mal que me duela, contamos con un montón de historias abusivas envueltas con la premisa de redención, amor verdadero o  ese “Es por tu bien” que vale para todo, desde pedirte que no lleves esa camisa tan escotada hasta evitar que salgas con tus amigos.

Como este es un tema que me cabrea y vengo dispuesta a sacar toda la mierda posible (Que si tuviera tiempo hablaría MÁS y de MÁS historias), vamos a comentar algunos ejemplos de estos romances tan aberrantes. En Ookami Shojo to Kuro Ouji, vemos al chico obligando a la protagonista a adoptar un rol de sumisa y a alejarla de otros chicos ya que él es su dueño. O Bokura no Koi wa Shi ni Itaru Yamai no Youde, que tras humillaciones, una violación, tortura psicológica y física, culmina con la protagonista descubriendo que en realidad está enamorada. Y acaban juntos, por supuesto, porque en el fondo él no era tan malo. Viva el poder del amor, más ciego que mil topos.

Ahora alguien me dirá: “Pero Celia, has cogido unos títulos poco comunes, ¿no será que estás rebuscándolo todo a propósito?”

A lo que Celia responde: ahora vamos a hablar de Amnesia.

Amnesia es una conocida novela visual con adaptación al anime. Como es común en este tipo de historias, hay varios chicos con sus respectivas rutas y misterios. Pues bien, esto es lo que sucede en la ruta de uno de ellos:

Nuestro encantador amigo aquí presente considera que para proteger a la protagonista (Ojo: de unas chicas celosas a las que se les podría dar un escarmiento llamando a la policía y ya) no hay nada mejor que secuestrarla y encerrarla en una jaula. Eso sí, todo lleno de peluchitos para que se sienta cómoda. Y, bueno, no es lo único que le hace, pero sí lo más llamativo.

Y eso es lo que algunos creen que es amor.

¿En serio? ¿EN SERIO?

¿En serio? ¿EN SERIO?

¿Lo peor? Que al final de la historia puedes elegir entre las diferentes historias para regresar a ella y convertirla en la real. En otras palabras: que uno de los finales “buenos” es volver con el chico que prefiere tenerte entre rejas. Porque en el fondo él te quiere.

De este tema podría seguir hablando hasta el infinito con más ejemplos, pero no quiero aburriros así que lo voy a dejar aquí. Como conclusión final, quiero seguir recordando que todas estas historias con atrocidades justificadas bajo la bandera del amor, de engaños, de abusos y control; estas historias que parecen tan exageradas, surrealistas o fantasías son el reflejo edulcorado de una realidad que no es tan ajena. Solo que, en la vida real, no hay final feliz.

En la realidad todas estas historias acaban consumidas en lágrimas, en dolor y un par de líneas en la página de sucesos.

YA BASTA

YA BASTA

Anuncios

2 comentarios en “Ya basta de romantizar el machismo

  1. Comparto la idea contigo. Es increíble como el romance que todas buscan y envidian de los libros es siempre el machista con las mujeres siendo sometidas por un chico al que le perdonan todo, desde celos y humillaciones hasta golpes y maltratos. Creo que en parte repito todo lo que has escrito, y en parte trato de expresar mi propia opinión, pero a final de cuentas, parece que la conclusión es la misma. Tratan de pintar un mundo de colores donde lo único que hay es dolor, golpes y vejaciones.

    • Precisamente esto que dices de la envidia es uno de los aspectos que más me estremecen. Me resulta inconcedible que se vea como deseable, y aun así para muchas lo es.

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s