Huida

Huye. Corre. No mires atrás, ya no hay nada, ya no queda nadie que te espere. Sigue adelante, a los lados, en zigzag, siempre corriendo. Huye, de los que fueron tus amigos. Escapa, de tus propias palabras, esas de las que tanto te arrepientes y no comprendes cómo llegaste a pronunciar.

Corre, no dejes de correr, aunque sea inútil, aunque tu propia sombra te atrape al final. Tienes que seguir huyendo… o aceptar la verdad.

Anuncios

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s