❀-Principiante

                La bomba se escurrió entre sus dedos.

                En lo alto del tejado, la joven contempló como el artefacto, tan diminuto como una luciérnaga, caía a través del vacío. No terminó de fundirse con la oscuridad: una palpitante luz roja delataba su trayectoria, convirtiéndolo en una minúscula estrella fugaz.

                Una estrella que no traía deseos, sino el mortífero poder de destruir el cielo y modificar la realidad.

                A pesar de saber que estaba todo perdido, la chica saltó al centro de la inminente explosión. Era solo una principiante en el arte de lo oculto, pero en ese momento solo ella podía arreglar el desastre que había provocado con su propia torpeza.

                La bomba explotó, desperdigando un haz luminoso que cubrió las callejuelas hasta hacerlas desaparecer.

                Antes de cerrar los ojos, la chica alcanzó a ver de nuevo las puertas del infierno. Estaban abiertas, mostrando el mundo que había al otro lado, un lugar que las flores tenían prohibido cruzar.

Anuncios

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s