Cuando el sueño se hizo realidad

Llevaba tanto tiempo deseándolo, luego luchando por él, que no me di cuenta de cómo mi sueño se había hecho realidad. Había empezado a cobrar vida poco a poco, primero como mero amagos hasta que logró escaparse del mundo de los imposibles para transformarse en mí día a día.

                Fue un cambio tan sutil que supongo que lo acepté sin cuestionarme de su evolución. Hasta que la magia se rompió y el sueño perdió su encanto, revelando la cruda verdad que se ocultaba tras de mis fantasías infantiles.

Anuncios

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s