Su querida amiga

Le sonrió en busca de esa complicidad esquiva con que a veces le obsequiaba. Ella no pareció percatarse de esa invitación a unirse a ellos: pasó de largo, envuelta en aquel halo de frialdad y misterio que le caracterizaba.

                Todos habían perdido la esperanza de romper esa barrera con la que la chica parecía resguardarse de los demás. Casi imploraba la soledad, distanciándose del resto con una pizca de altivez.

                Pero él se negaba a rendirse, no después de haber conocido el rostro que se escondía tras la máscara: era divertida, ingeniosa y con un punto de vista único. No obstante, ni aun así alcanzaba a comprender porque se ocultaba de los demás, recelando de ellos y la fuerza del grupo.

                Cansado de buscar su mirada, perdida ahora en un cuaderno de dibujo, el chico se unió a la conversación de sus amigos. Sin darse cuenta, les dedicó la misma sonrisa que le regalaba al resto del mundo, la única que sabía esbozar.

Su querido amigo
Anuncios

2 comentarios en “Su querida amiga

  1. Vale. Acabo de leer también Su querido amigo y me ha encantado porque:
    A) Explicas una historia en la que puedo empatizar con los personajes
    B) En MUY poco espacio y me encanta que sepas llegar a profundizar tanto en tus personajes en un espacio tan corto
    C) Lo explicas desde dos diferentes puntos de vista y ese detalle me ha encantado.

    ¡Me ha encantado! ❤

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s