El círculo de los oscuros |Relato|

Relato anterior: Blanco

                El primero fue Blanco, después llegaron el resto de colores. Surgieron al mismo tiempo que se coloreaban los confines de la Realidad. La cascada comenzó con los tonos más simples, el gris y el negro, tan acordes como la monocromía del Teatro. Luego surgieron el resto: amarillo, azul, verde, rosa, violeta… Fueron apareciendo al mismo tiempo que teñían las páginas de los cuentos. Y con cada aparición, un nuevo personaje se unía a la fila de los recién denominados protectores del Teatro.

                No tenían más meta ni conocimiento de su situación que los habitantes de las historias, no obstante, todos y cada uno de ellos eran capaces de comprender la diferencia que había entre ambos mundos. Ellos eran diferentes, demasiado simples y complejos al mismo tiempo como para formar parte de alguna trama. A falta un objetivo se convirtieron en los veladores de la Inexistencia y árbitros de la Realidad.

               No obstante, ninguno de ellos se dio cuenta que mientras el mundo de los cuentos se había llenado de colores, el páramo que rodeaba al Teatro era tan blanco y negro como el día de su origen. Fue por ello que el nombre que perduraría en el tiempo sería el Círculo de los oscuros.

Anuncios

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s