Y mañana… el final de Hija del humo

                Ella era la auténtica heredera del Reino de la Niebla Olvidada, la hija pródiga de la soledad, que recorría sus dominios en pos de la leyenda que le devolvería a la vida. Caminaba sin buscar nada, pero anhelándolo todo. No estaba sola; a veces podía distinguir la silueta de Sonrisitas flotando a su lado, curioso ante los descubrimientos, sabedor del secreto por el que se había interesado en ella.

                ―¿Jugamos a contar cuentos? ―exclamó, súbitamente, mientras contemplaba a un espantapájaros que se dejaba mecer.

                El juguete, que hasta ese momento había estado flotando en la distancia, descendió lentamente hasta quedar casi a la altura de su cabeza.

¡Nos vemos mañana en el final de Hija del humo!

Anuncios

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s