Muerte entre líneas

PERSONAJES

-REBECKA: Personaje perfectamente definido, con gestos propios y ademanes vivaces y reales. Parece una chica joven anodina, capaz de encajar en cualquier época y contexto.

-ÉL: Personaje por definir falto de confianza y de ademanes indecisos. Su edad y aspecto es impreciso, ideal para adaptarse a lo inevitable.

-ALGUIEN: Personaje por definir, aburrido y cansado de los miedos de los demás. Su impaciencia se refleja en cada uno de sus actos.

-ESE: Un personaje que espera tranquilamente su turno.

-ELLA: Un personaje que espera tranquilamente su turno.

ACTO 1

Cuando las luces se apagan y el telón se alza, el escenario se ilumina lentamente con una luz mortecina de tonos grises. No hay más decorado que un fondo de manchas caóticas. Lo único que tienen en común sus colores, es que todos son de tonalidades apagadas. Colgando del escenario, hay unas siluetas negras, bien de tela, bien de papel, ordenadas concéntricamente alrededor de la única figura que se encuentra en esos momentos sentada en el suelo abrazándose las rodillas; REBECKA. Su mirada es de resignación y rabia.

De uno de los laterales sale ÉL, caminando con aire perdido y desconfiado. Rápidamente se fija en la chica.

ÉL: (Con un tono entre inseguro y tímido) ¿Hola?

REBECKA: (Bufa, alzando la cabeza para mirarle de malhumor) Hola.

ÉL: Perdón por molestarte…

(Se quedan en silencio, observándose mutuamente)

ÉL: Eres la primera a la que veo que no es como ellos (Señala a las figuras)

REBECKA: Eso es porque yo ya estoy inventada. Tengo nombre y personalidad, detalles de mi pasado, metas que expliquen mi existencia. Ellos no son más que moldes en los que trabajarán para hacer nuevos personajes y completar los huecos de las historias que los necesiten. ¿Un mayordomo? ¿Un amigo fiel? ¿O un compinche del villano? Según los necesiten, cobrarán vida, hasta ese entonces no serán más que sombras lamentables sin un ápice de inexistencia.

ÉL: Yo no tengo nombre… Tampoco sé quién soy (Se mira las manos) Pero no soy uno de ellos.

REBECKA: Eso es porque estás en proceso de creación. Y por lo que parece, tienes pinta de ser el personaje principal de tu historia. (Amargamente) Felicidades.

ÉL: (Se sienta a su lado) ¿Y tú?

REBECKA: Espero.

ÉL: ¿Por qué? Si tienes hasta nombre…

REBECKA: (Se levanta bruscamente) A veces las cosas no son tan sencillas.

REBECKA desaparece mientras las luces se apagan.

ACTO 2

ÉL y ALGUIEN dan vueltas por el escenario. Por lo que parece, ÉL le está contando su encuentro con REBECKA.

ÉL: …Y entonces se fue. Desde entonces no la he vuelto a ver.

ALGUIEN: (Pensativo) Creo que he oído hablar de ella.

ÉL: ¿Crees que es posible? Quiero decir, cuando por fin eres un PERSONAJE PERFECTO desapareces, ¿no? Tu historia te llama y te olvidas de este lugar de paso.

ALGUIEN: Partiendo de la teoría, tu chica todavía no es un personaje completo.

ÉL: (Suspira y se sienta en el suelo) ¿Sabes? Cuanto más espero a poder tener una historia, más miedo tengo. ¿Y si no me gusta cómo seré? ¿Y si termino en una trama miserable o condenada al fracaso? No quiero ser un PERSONAJE REUTILIZADO.

ALGUIEN: ¿Por qué sois todos tan pesimistas? No tiene por qué salir mal, a lo mejor te conviertes en un icono literario.

ÉL: ¿Y ser imitado, odiado o burlado por personas ajenas a nuestra situación? No, eso tampoco es lo que busco.

ALGUIEN: (Aburrido) ¿Entonces qué quieres ser?

ÉL: Creo que me basta con ser libre.

ACTO 3

En el solitario escenario, ÉL contempla el infinito, perdido en sus pensamientos. REBECKA aparece por uno de los laterales, menos prepotente, se siente a su lado.

REBECKA: Escuché tu conversación con tu amigo.

ÉL: (Nervioso) No es mi amigo, es ALGUIEN que está de paso, como yo.

REBECKA: Y que sigue a rajatabla lo que dicen los encapuchados. En cambio… tú eres diferente.

EL: ¿Diferente?

REBECKA: Cuestionas lo que te han dicho que tienes que hacer, dudas de esta supuesta vida perfecta… Eres un PERSONAJE QUE QUIERE ESTAR VIVO… como yo.

ÉL: ¿Por eso no tienes historia?

REBECKA: Tengo una historia, pero nunca me dejaron entrar en ella. Piensan que soy demasiado peligrosa, que una vez dentro del libro pueda darme cuenta que no es más que una trampa de papel y cambiar el guion. Ya ha pasado, ¿sabes? Por eso ahora los encapuchados son más restrictivos y vigilantes.

ÉL: Sería bonito podes elegir por ti mismo, descubrir que no eres más que un engranaje con el poder de cambiar el mecanismo.

(Se quedan en silencio. De detrás de una de las siluetas surge ALGUIEN, quien les lanza una mirada de desprecio antes de desaparecer)

ÉL: Noto que voy a desaparecer: mi esencia se percata que los últimos hilos que faltaban para completarme están bordando los últimos huecos. Mi historia me llama, pero no me gustaría olvidarte.

REBECKA: (Sonríe) Olvidarás mi rostro, mis palabras, pero espero que mi nombre se grabe en tu memoria de ser imaginario: me llamo Rebecka.

ACTO 4

ESE y ELLA caminan con paso sosegado por el escenario, hablando con la misma calma que oculta su desinterés.

ESE: Parece que el personaje que hacía preguntas ha encontrado historia. Que suerte ha tenido ÉL.

ELLA: Pero los encapuchados no están contentos: parece ser que, ajeno a sus motivaciones e intereses, el nombre de una desconocida puebla sus sueños. Se rumorea que quieren modificarlo para evitar que altere su cuento.

ESE: Desdichada Rebecka, con sus ilusiones ridículas solo ha condenado a otro inocente.

ELLA: (Entre susurros, como contando un cotilleo) A ella también la ajusticiaron hace tiempo: según parece, en su historia no es más que alguien que murió hace tiempo. A pesar de estar perfectamente definida, su carácter es demasiado incontrolable para retenerlo en un guion.

ESE: (Se abraza, atenazado por un escalofrío) Muerte entre líneas… No hay peor castigo para los personajes que intentan controlar sus destinos.

El telón cae al mismo tiempo que la luz mortecina se ilumina cálidamente. A lo lejos, se escucha como una voz comienza una nueva leyenda: “Érase una vez…”

Anuncios

2 comentarios en “Muerte entre líneas

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s