16 (Polvo) 『Hija del humo』

Ya está el nuevo capítulo de Hija del humo. Esta vez de la recién bautizada por mi hermana como Miss. Cadáver ^^”

¡Espero que os guste!

Un latido frenético había eclosionado. Uno a uno, todos los habitantes del Imperio de los olvidados se habían sumido en un murmullo de rumores y deseos nerviosos, revolviéndose en sus tumbas y en los depósitos de polvo donde había estado durmiendo durante tanto tiempo. Todos notaban el débil ramalazo de poder que, lentamente, se iba acercando a ellos, trayendo un poco de significado a su mustia existencia.

Todos, menos Euel.

El espíritu también presentía que algo iba a cambiar. Y aunque ella seguía fiel a su papel de princesa secuestrada, viva por el odio de la prisión de brumas y la eterna espera, no podía ignorar que el letargo había terminado.

Su rostro cadavérico se alzó, entre el crujir de las vértebras y fragmentos de piel que se desplomaron ante el esfuerzo, rompiendo el silencio y la promesa que, pasara lo que pasara, ella no se iba a mover. Después de tantos siglos, una inquietud había nacido donde antes hubo un corazón, recordándole lo que era estar viva.

Las dos cuencas oscuras que tenía por ojos ya no eran capaces de ver, pero gracias a su metamorfosis en espectro maldito no hacían falta; su presencia era capaz de notar al resto de seres que vagabundeaban en la niebla. Y en ese preciso instante uno de ellos rondaba próximo a ella.

Ignorando también el voto de silencio que se impuso al inicio de su condena, creando una barrera entre ella y los temidos engendros, Euel se alzó en una neblina de polvo que se arremolinó en la cola de su vestido. No se dio cuenta que ya no tenía piernas para andar, sino que flotaba apaciblemente, dejándose mecer por la brisa. Pero ya nada de eso le importaba.

El espíritu se desplazó hasta el linde que separaba el cementerio de la masa informe y esponjosa que formaba la extraña niebla. Atrás solo quedó el polvo, las telarañas y algunos restos de su cuerpo que habían sucumbido a la putrefacción, dejando una mancha imborrable en el lugar donde había estado esperando durante siglos.

Uno de sus brazos descarnados acarició las brumas, llamando la atención de la criatura que se revolvía en ellas con nerviosismo.

-¿Qué ha pasado?-su voz, cavernosa, era también un tembloroso recuerdo de lo que una vez había sido. Todo en ella despertaba la nostalgia del tiempo pasado.

El ser se aproximó a la dama maldita. Su aspecto era el de un payaso de peluche, con la cabeza deformemente grande y grandes mangas de colorines desvaídos en sus brazos de tela rellenos de algodón. Entre vaivenes se puso a su altura, clavando sus dos botones verduscos a modo de ojos en las cuencas vacías del fantasma.

-¡Sangre nueva y magia viva!-canturreó a pesar que su boca estaba compuesta por hilo mal cosido.- ¡Después de mucho tiempo, los vivos se han acordado de nosotros!

El chillido estridente del pelele la irritó. Estaba demasiado acostumbrada al silencio.

-Parece ser…-continuó entre risas.-…que nuestro señor ha encontrado un nuevo juguete.

Si Euel hubiera tenido los suficientes rasgos habría esbozado una mueca de desagrado al escuchar como mencionaban al engendro que la mantenía prisionera, pero en vez de ello se mantuvo impasible mientras procesaba la información.

La pequeña esperanza que su caballero hubiera regresado a por ella se había desvanecido. Él nunca se habría dejado atrapar tan fácilmente ni se hubiera postrado ante los pies del rey de la inmundicia.

Era imposible. Pero aun así necesitaba comprobarlo.

Seguida muy de cerca por el payasete, Euel se internó en el laberinto de lápidas y ruinas. Ella también podía notar el calor de un cuerpo vivo en su interior, pero al contrario que la mayoría de los habitantes, no tenía miedo de desatar la ira del Demonio que gobernaba entrando en su terreno: al fin y al cabo, había sido él quien la había traído a sus dominios.

Bum bum. Bum bum.

El latir nervioso de un corazón había roto el silencio. Y era ese sonido, escalofriante, pero reconfortante al mismo tiempo, el que la guiaba.

No muy lejos del banco donde había estado esperando, un joven se había refugiado en el hueco que dejaban dos estatuas. Su mirada aterrada lo contemplaba todo con pavor. Su incredulidad ante lo fantástico batallaba con el miedo a lo desconocido, deseando al mismo instante que todo fuera un sueño.

Después de cientos de años, Trece era el primer vivo que pisaba el Reino de la Niebla.

Sus huellas confusas trazaban el sendero que el chico había seguido cuando había caído en el cementerio, finalizando en la falsa seguridad que le otorgaban las estatuas. La primera representaba a un ser de dimensiones y rasgos monstruosos, pero la belleza de la roca tallada había desaparecido con la erosión, otorgándole un aire de decadencia. La otra no eran más que cascotes que amenazaban con terminar de desmoronarse. Piedra gris, tumbas grises, mundo gris.

Hasta la impoluta bata del estudiante estaba comenzando a perder su color.

Ignorante de su aterrador aspecto, Euel se adelantó hacia el muchacho. Su cabello flotaba al viento, mustio y translúcido, a compás de los faldones de su vestido desgarrado. La que una vez había sido una hermosa joven ya no era más que un amasijo de piel muerta y huesos descarnados. Y su súbita aparición no logró precisamente calmarle.

-¡UN ZOMBI!-gritó al verla. Sabía que chillar no serviría de nada, pero escuchar su voz resonar en las lápidas le ayudó a comprender que esa pesadilla tenía poco de irreal.

Euel se detuvo, extrañada ante la palabra, para acto seguido continuar. Sin percatarse en el pánico del joven, que intentó retroceder hasta que su espalda dio contra la roca, el espíritu alargó un brazo y le acarició la mejilla. Podía notar su calor y la inquietud que le atormentaba desde que se había precipitado a la niebla. Podía notar su repulsión y el amasijo de sentimientos, tan diferentes a las insulsas y adormecidas emociones de los habitantes del abismo del polvo. Pero ante todo ello, pudo notar que en ese chico todavía latía esperanza, lo primero que las almas pierden al morir.

-Mi nombre es Euel, no Zombi.-murmuró finalmente, separándose de él.

El joven la miró, aterrado, incapaz de relajarse. Con una gran sonrisa, el payaso se acomodó en la cabeza de la estatua, contemplando desde su posición privilegiada el encuentro entre los dos prisioneros. El revoltoso hilo que formaba su boca se revolvió en una mueca cuando notó que alguien más entraba en la niebla.

En el castillo oscuro, una criatura monstruosa lo contemplaba todo con una sonrisa. Hacía tiempo que ningún humano caía en sus redes, pero a pesar de ello no pensaba desatar su crueldad y entretenerse con él; sería su as en la manga para cuando la Maga se adentrara en el juego.

Su sonrisa desapareció cuando reparó en que algo se revolvía en las brumas. Algo que creía muerto.

Anuncios

17 comentarios en “16 (Polvo) 『Hija del humo』

  1. Vaya vaya, que puedo decir supongo que el hecho de que Euel haya llegado a levantarse es impactante teniendo en cuenta la situación (haría la broma del Snorlax pero no) destacar que 17 se esta ganando mi corazoncillo de mazapán uwu ❤ se ha puesto a competir duramente con ojos muertos y bueno ya veremos 8)
    Aunque cerré los ojos con fastidio cuando 13 se puso a gritar no se si me pillo complejo de Euel también.
    Ah decir del ultimo capitulo, la caída de 17 y la dama de blanco por llamarla así, diablos que eso me dejo desecha. Esa ultima frase cuando 17 vio como alguien intento acudir a su ayuda luego de todo su pesimismo acumulado en el capitulo con el pesar de "ellos si fuera yo no lo harían" y duh (/.\) 17 cariño como puedes ser tan abrazable cuando dijiste que eso te ponía feliz duhh.
    Veremos como avanza la cosa. Y por encima de todo que es capaz de hacer vacilar por un segundo la sonrisa de sombra "cariñosa", algo que no contaba si sin duda, alguien que cayo dentro de la niebla el cual no había tenido en cuenta. ¿Quizás alguien que podría en el fondo llegar a destronarlo? ¿Alguien que fue capaz de escuchar su escueto mensaje dirigido a Ojos muertos?
    No, no lo afirmo con mucha seguridad porque podría llegar a ser cualquier cosa pero ya veremos.
    Nada.
    Iba a terminar el comentario pero no, me acabo de dar cuenta. ¿Como he podido estar tan ciega? Iba a decirte que la primera vez que sentí el mensaje por una vez llegue a pensar que por como invitaba (en parte) a ojos muertos hablaba con un porte digno de la Bruja del Teatro.
    Pero eso que estoy a punto de darme con el teclado, me siento terriblemente tonta.
    Cementerio, tumbas, castillo, una invitación a la función y creí leer también un lugar donde restar los recuerdos olvidados. Podría ser fácil decir que simplemente es el hogar de los sinvoz y las almas de los muertos. Pero todos ellos están hechos de tinta y papel.
    Y esa descripción se parece terriblemente al teatro que fueron arrastrados los personajes en busca de su final feliz.
    Espero por el bien de 17 que el cementerio no este ocupado por algo mas que sombras ya. Quizás es demasiado temprano para encontrar a la bestia vigilando su nueva morada.
    Porque a 13 si se lo come NK no me importa 😀

    • Creo que esa es la teoría que más ilusión me ha hecho. Todo lo que mencionas de las antiguas CdT me está trayendo un montón de recuerdos.
      En fin, sigo sin poder confirmar nada, pero dejo caer que Hija del humo está muy relacionada con el resto de Las Crónicas del Teatro 😉

  2. Dichoso payaso, con lo que odio los payasos (básicamente porque me dan miedo) y este además es un pesado (aunque por eso ya no parece tenebroso :s). Me pregunto si tendrá algún papel en la trama…
    ¿Un zombi? ¿En serio? No te negaré que cualquier persona común hubiera pensado eso (en este caso lo ha pensado muy alto), pero aun así que poca originalidad. Si viera un esqueleto andante en putrefacción creo que yo…vomitaría, tengo la nariz demasiado sensible. Pero digamos que no es el estereotipo de zombi que tengo en la cabeza. Pero es ese momento en que uno agradece haberse comprado la guía de supervivencia contra zombies XD
    Finalmente ese rey Demonio y esa cosa muerta pero que no está tan muerta. Eso último, o esperanza o tiene que ver con Diecisiete (y su extraña habilidad/maldición para pasar inadvertida). O las dos cosas.

    • Creo que, hasta el momento, a nadie la ha caído bien el payaso.

      Aunque esa guía no te advierte sobre como actuar ante seres como Euel XD (Puestos a compararla mejor, se parece más a la novia cadáver que a un zombi, pero la comparación se me ocurrió mucho después de escribir el capítulo)

  3. Hola, holilla, pequeña florecilla(?)
    Me han encantado todos los capítulos, y es cierto que al principio no terminaba de cuadrarme las historia y andaba perdida, pero creo que ya me encontré.
    Me ha gustado mucho este capítulo, me ha dejado con intriga, querría saber más sobre Euel, ¿por qué acabó allí? ¿Quien fue cuando aún estaba viva? Sé que una princesa, pero algo más xD
    Quiero que aparezca 17, ¡y haga algo! No se que podrá hacer ella, pero en cierto modo ella me parece, especial, aparte de porque es diferente.
    Por cierto, necesito saber cuanto va a durar la historia. ¿Cuantos capítulos le quedan? Espero que sean muchos y nos aclares más todo e.e
    ¡Me gusto el capítulo! ¡Sigue así!

    • ¡Me alegra verte por aquí!
      Me alegra que te hayan gustado *//^///* Lo malo de Hija del humo es que es caos hasta que se comprende el orden de las narraciones. Y aunque por ahora todo es muy confuso, espero que poco a poco todo se vaya aclarando.
      De Euel ya se irán desvelando cositas. Al igual que ya se verá el papel de Diecisiete en todo esto 😉
      Pues… haciendo cálculos, me sale que me quedan unos 48 capítulos todavía ^^”

      ¡¡Nos vemos en el siguiente!!

  4. Como siempre ha estado de lujo, y es cierto lo que dice bibliotecaabandonada, parece una película, y leyendo da mas sensación de estar tú en ese lugar.

    ¿Y que cosa es la que creía muerta? ¿Diecisiete? No creo pero…

  5. *A* Este capítulo me ha recordado a juegos como Fable o Rift, me he imaginado los cementerios con ese aire de abandono fantasioso de ese tipo de juegos, con los espíritus que se niegan a perecer.
    Así que el pobre Trece ha llegado hasta ahí… ewe y pobre Euel, mira que llamarla zombi. Ni sabe lo que es xDDDDDD
    El payaso me da muy mala espina e^e ¡Y al menos ya se van encajando datos! ❤
    ¡Espero a los próximos!

    • No los conozco (Luego buscaré imágenes), pero es del estilo.
      El pobre Trece no iba a desaparecer tan rápidamente. Y si supera el miedo, Euel puede llegar a ser una aliada interesante 😉
      Tengo por ahí un dibujo del payasete… si lo encuentro lo colgaré en Facebook.
      ¡¡Poco a poco todo encajará!!

      Nos vemos en el siguiente 😀

  6. Aiiiiiins lo siento por no haber podido comentar hasta ahora 😦
    La verdad es que me los estaba guardando en el e-mail para cuando tuviese un dia relajado para leer, porque no me gusta leer tus capitulos cuando hay mucha gente alrededor, no se porque :”)
    No, pero ahora sobre los capitulos.
    Me he dado cuenta que bastantes veces escribes sobre personajes solitarios y marginados.
    Y me encanta *.*
    Etérea es un nombre bonito *.* O un apodo, vaya.
    Euel me encanta, y trece y catorce me inquietan. A saber donde esta catorce.
    Yo creo que lo de la neblina era diecisiete. Porque catorce… No se, no se XD
    Espero el siguiiente con ansias :3

    • No pasa nada ^^
      ¿De verdad? Curioso… O.O”
      Ahora que lo comentas, la verdad es que tienes razón. Protagonista podría ser una excepción sino fuera porque la odiaban demasiado >.<
      Es un apodo. Su nombre ya se revelará en otra historia 😀

      ¡¡Nos vemso en el siguiente!!

  7. Al fin sabemos que ha pasado dentro de la niebla…al principio estaba un poco perdido por que no me acordaba de Euel ^^U
    Ahora sabemos que no te mueres por entrar en la niebla…solo te transporta a una dimensión extraña con chicas zombie…

    • Pobre Euel… si hubo especial y todo de ella ;_;”
      Bueno, en el siguiente capítulo de Diecisiete se sabrá mejor C:
      Qué, ¿te apetece visitarla ahora que sabes que no mueres?

      • Haz responsable a mi cerebro que tiende a mezclar cosas ^^U y casi mezclo las tramas…
        Bueno…vale…me meteré en la niebla…

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s