16 (Muerte) 『Hija del humo』

Antes de nada, e gustaría comentar dos cosas: La primera es una fe de erratas. Mi subsconsciente olvidó una n en el capítulo anterior de muerte: el nombre del chico es Enric, no Eric ^^” Ya he editado el anterior, pero de todas maneras, voy a mantener el debate que abrí en el foro. Aunque ya sea tarde, me gustaría conocer vuestra opinión sobre esta curiosidad~

La segunda es la resolución del concurso Buscando un apodo. Al final del capítulo se revelará el nombre premiado. ¡Muchas gracias a todos por participar!

Ahora sí, espero que os guste el capítulo.

                Paralizado por el miedo, Enric rodeó con sus brazos el cuerpo de la chica. Para arrastrarlo lejos de lo conocido, convenciéndole en persistir en su utopía, no había necesito más que su convicción y su mirada penetrante. Había creído en sus poderes porque necesitaba hacerlo y porque ella le había brindado una brizna de esperanza a la que aferrarse. Pero hasta ese momento no la había visto en acción. Hasta el instante en el que su compañera le había apartado de su lado, su magia había sido tan irreal como la de los cuentos. Una magia en la que bastaba creer para ser feliz.

Y con la misma sacudida con la que la joven se había desplomado, los restos de su suspicacia habían comenzado a evaporarse. El rostro de la joven parecía tranquilo y apacible, como si dormitase, pero sus ojos, abiertos pero sin ver, encerraban en ellos una vorágine de luces y parpadeos, sombras oscuras y centelleantes figuras sin forma.

-Detente…-murmuró el chico, comenzando a zarandearla.- ¡DETENTE!

“Detente…”

Un sutil murmullo fue reptando lentamente entre los escollos que rodeaban su esencia. Una palabra entre las muchas que resonaban en su cabeza, caóticas y confusas, que se fue haciendo camino entre ellas con aplomo y entereza. Una petición manchada por el miedo a lo desconocido que poco a poco fue alcanzando el alma dormida de la joven.

Aterrada, la chica podía sentir como algo arrastraba de ella, retorciéndola en mis ángulos y posiciones diferentes. Al intentar acercarse al torrente de emociones, había sido arrastrada por su poder y los miles de gritos nostálgicos que se encontraban en él. Pero por más que intentara escapar, la corriente era demasiado poderosa.

Bien…

                Su cuerpo, en brazos de Enric, se revolvió con nerviosismo. En el caos de sollozos y aullidos, una voz fría y calmada fue alzándose con majestuosidad. Y a pesar que podía notar que su dueño estaba lejos, todo su ser temblaba ante la malignidad que notaba en su tono y que  presentía en el deje curioso de sus palabras. Pero por encima de todo, estaba aterrada al notar que algo la estaba vigilando.

A lo largo de su corta vida se había encontrado con cientos de espíritus oscuros y malévolos, pero ninguno se comparaba ante esa presencia.

-¿Quién eres?-pensó, proyectando su pregunta al vacío.

Como un eco que resonaba en su cabeza, la voz rio lenta y pausadamente, retrayéndose en sí misma para desvanecerse poco a poco.

Que comience la función: corazones latentes y seres olvidados, palabras muertas como su princesa… Espero que el espectáculo sea de tu agrado, Maga de los que No Tienen Voz.

Una especie de ráfaga de aire la sacudió, zarandeándola como una muñeca de cuerda y liberándola así del torrente. Una a una, las sombras de su mirada se desvanecieron junto a los gritos silenciosos de espantos y espíritus.

Aturdida por el silencio, la joven parpadeó varias veces, acostumbrándose a la luz, pero pronto una sombra cubrió su rostro. Los ojos verdosos de Enric la contemplaban con una mezcla de admiración y miedo que, extrañamente, animó a su orgullo, herido tras su infructuoso intento de invocar al fantasma de Paolo Calomarde.

-Tranquilo…-intentó sonreír, aparentando seguridad y fortaleza para calmar a su compañero.- Está todo controlado…

Incómoda por su cercanía, la chica comenzó a incorporarse. Su cabeza continuaba dando vueltas, como si todavía siguiera perdida en el carrusel caótico, pero lentamente todo se iba serenando. Una sacudida del viento agitó su cabello, molesta, fue a apartarse el flequillo cuando se detuvo. Los mechones que se retorcían entre sus dedos eran de color gris claro, como el humo.

“No puede ser…”, murmuró para sus adentros, atenazada por un escalofrío. Débil por el encontronazo, se levantó a trompicones, dirigiéndose precipitadamente a la puerta que separaba la terraza del pasillo. Necesitaba contemplar su reflejo y ver si la oscuridad de su mirada había vuelto a enturbiarse.

No pudo evitar contener un puñetazo cuando se encontró a la sombra en él, mirándola con reprobación e impidiendo que se viera en él.

-¿Estás contenta?-gruñó la figura con su sonrisa torta.- ¿En qué estabas pensando al cometer esa locura?

-Solo quería acercarme.-gruñó, cerrando la mano en un puño por la ira.

-Felicidades, entonces.-se burló con falsa jovialidad.-Y suerte que solo te has acercado; te volverías loca si escucharas todas esas voces huecas que gritan olvidadas.

La joven, desvió la mirada. Controlando aquella mezcla entre miedo y enfado, fue liberando la tensión de sus manos, dónde las uñas habían dejado un sendero rosáceo.

-He escuchado una voz tenebrosa…-murmuró.- ¿Sabes a quién pertenece?

-Es más que una voz lo que has escuchado. De la misma manera que usas tu vida para despertar a los fantasmas y cumplir su último deseo, has dejado que ese ser invierta el camino: a través de un espíritu se ha abierto un camino al Reino de la Niebla Olvidada, lugar de los sueños abandonados y los recuerdos perdidos. No puedo decirte quién es, pues ni él lo recuerdo, pero puedo darte un último consejo: aléjate de este lugar y continúa con tus juegos de heroína sacrificada.

La sombra se difuminó, convirtiéndose en una mancha de tinta negra.

-Das miedo cuando hablas sola.-murmuró Enric, acercándose a ella.- Pero si vas a tomar una decisión, no lo hagas sola; estoy contigo en esto.

Intranquila, la chica abrió la puerta, alejando su reflejo de ella.

-Estamos en la hermosa encrucijada entre tomar el té con un ser maligno o ir a buscar a tu princesa.-resumió.- Y dada la invitación, creo que prefiero el frío glaciar.

El joven sonrió, aliviado por saber que finalmente se alejarían de aquel lugar. A pesar de no tener ningún don tan sorprendente como el de su amiga, no se sentía cómodo a la sombra de la Universidad. Quizás porque él también notaba el aura sobrenatural que ahora rodeaba el edificio o porque la muerte estaba grabada en cada esquina. De una manera u otra, lo único que quería era huir lo antes posible.

-Vámonos, Ir…

-¡Te he dicho que no me llames así!

-¿Entonces cómo quieres que te llame?

La chica cerró los ojos melancólicamente.

-Etérea.

Enric sonrió.

-Me gusta cómo suena, y te define bastante bien.

Etérea se encogió de hombros antes de darle la espalda y regresar al pasillo. Al igual que su compañero, ella también notaba el aura de malignidad que había comenzado a brotar por las esquinas, sofocando el ambiente. Y como si de un sendero se tratase, podía notar que había una zona en la que esa oscuridad se condensaba, marcando el camino a seguir.

Con los pelos de punta, la joven se adelantó. El rastro cruzaba las escaleras, pero se perdía en el piso de abajo, dejando libre los demás escalones. Insegura, se aferró a la mano de Enric para no perderle antes de adentrarse por las escaleras.

El juego de aquella criatura se puso en marcha cuando solo habían descendido unos ocho peldaños. Un grito de pavor había surgido del final del sendero tenebroso.

Al final del pasillo, un laboratorio relucía en las penumbras, esperando a que ella se adentrara en él.

Anuncios

8 comentarios en “16 (Muerte) 『Hija del humo』

  1. De los creadores de como convertir un internado en un apocalipsis de híbridos hambrientos y de como hacer en casa tu propia sombra “cariñosa”, llega para nuestros espectadores como meter a la clase de debajo en desconocidos apuros por culpa de los caprichos de tu sombra “cariñosa” la cual se aprovecha de ti.
    ¡Y que locura! Las 10 primeras llamadas se llevaran un “deja el marrón y huye fallido”.
    Vale ya xD seriamente, Ojos muertos me la has liado parda, yo te quería, lo sigo haciendo, eres demasiado tierna para mi.
    Aún no descarto mi teoría de la pluralidad de identidad entre esas 3 pero en el mismo momento (?) si si, porque puedo. No en realidad todo tiene sentido ojos muertos oyó la invitación de sombra “cariñosa”, Enric creo que no simplemente noto la muerte a cada esquina. Como los compañeros de 17 en el piso de abajo. Pero quien escucho también la llamada dirigida a la maga de los sinvoz? 17 si. Eso porque yo lo valgo. Y por el prematuro envejecimiento de pelo de Ojos muertos y el pelo de Euel.
    Eso…
    eso o quizás ojos muertos y 17 no son la misma persona pero si el mismo tipo de ser.
    Quien sabrá. Pero me siento complacida de que las cosas se vayan atando.
    Amé la escena en que Ojos muertos hablo con su llámalo guardián, consejero, sombra mas amistosa, jefe etcétera.
    13 deberías saber que aventurarse solo en la niebla no siempre es lo mas seguro. E ir al baño solo cuando las cosas están tensas tampoco.
    Bueno aunque a veces en la niebla te encuentras a adorables Intrusas pero algo me dice que este no sera el caso.
    Ay.

    • Es difícil responder sin caer en adelantos. Solo digo que las tres tienen sus diferencias y cosas en común, y que en la niebla se esconden muchas sorpresas. Especialmente donde hay azul.

  2. Ahora en vez de leer Enric leo “Jenric”. Parece que Etérea ha empeorado la situación en vez de mejorarla y ayudar a alguien y todo por querer contactar con Paolo Calomarde…la sombra le ha avisado, en cierto modo, ¿pero quién es? Además me ha dado la sensación de que ya le ha ocurrido eso otras veces…. el Reino de la Niebla Olvidada, un nombre un tanto inquietante, quizás porque parece que la mayoría de los seres que lo habitan buscan venganza, aunque la esencia del olvida le hayan echo olvidar qué o quiénes son…
    Espero la conti 🙂

    • Curioso XD
      La historia de Etérea y Enric estará partida en varias historias (Ahora cae una lluvia de pepinos) aunque espero poder revelarla poquito a poquito con mis relatos.
      Este es uno de los casos en los al intentar ayudar a alguien lo acabas estropeando todo.
      Un Reino con su propio misterio…

      Nos vemos en el siguiente :3

  3. So… Etérea la ha liado parda (?)
    XDDD En resumen, creo yo, que sí, eso es lo que ha pasado. Y ese suceso quizá tenga relación con lo sucedido en el laboratorio donde estaban 17 y los demás. -Pesquisas de lectora dando palos a ciegas-
    Paolo Calomarde. Cada vez que leo ese nombre pienso en Calamardo de Bob Esponja. ¿Soy la única? ¿Ah? ¡¡NO, LA CAMISA DE FUERZA NO!!

    Cada vez nos intrigas más te amodio e_é ¡Espero al siguiente! -Se va a comentar AdM-

    • Lo cierto es que así es XD (¿Veis que tampoco había tanto misterio? ^3^)
      No lo había relacionado… Bueno, en mi defensa diré que me gusta veros con camisa de fuerza y que no me gusta Bob Esponja ¬¬”

      ¡¡YO SÉ QUE A PESAR DE TODO ME QUIERES!!

      Hasta el siguiente~

    • ¡¡Me alegra que te haya gustado!!
      Bueno, espero contener tu hambre con los aperitivos de Obsesión y Amor de melocotón 😉

      ¡¡Nos vemos la semana que viene!!

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s