17 (Muerte) 『Hija del humo』

Bienvenidos a un nuevo capítulo de Hija del humo. En este cambiamos de escenario y personajes. (Más o menos, cada subtítulo, muerte, cenizas, hace referencia a un personaje central diferente) Aprovecho para avisar que hay un mini concursín de este capítulo 😉 Y por otro lado, la semana que viene será la semana de Euel, un futuro personajillo que conoceréis el domingo que viene. Así que a partir de mañana, será ella quien tome las riendas del ask de personajuelos. Además, en mi página de facebook habrá un especial de dibujos a lo largo de esta semana. Dicho esto, espero que os guste el capítulo.

DIECISIETE

Muerte

                Había escuchado por primera vez su nombre en una gasolinera. Al principio no le prestó atención, su mirada vacía estaba perdida en los remolinos del humeante café que tenía enfrente suyo y sus pensamientos vagaban sin control, tan caóticos e inestables como las volutas de humo, pero aquel nombre murmurado de pasada por una reportera, iluminó las tinieblas del semidesvelo en el que se hallaba.

-¿Pasa algo?-murmuró su compañero, sorprendido al ver su reacción.

La joven no respondió. Sus ojos, de tonos apagados aunque cubiertos levemente por una especie de neblina, se habían iluminado levemente mientras escuchaba la noticia de última hora que emitía el televisor.

Era una gasolinera cualquiera, perdida en medio de una carretera vieja y casi en desuso. La mañana también era un calco de los días que habían precedido a su marcha, cielos oscuros, salpicados por nubes revoltosas que se apresuraban a reunirse, conscientes que el tiempo de la tormenta se acercaba; caminos solitarios, autopistas poco transitadas, como si todos rehuyeran la presencia de aquellos dos chicos. Pero aquel día la llamada de lo imposible atrajo a la joven de los ojos muertos, desviándoles de su camino. Era un eco que solo ella podía escuchar, un grito ahogado por la realidad, un lamento perdido en el tiempo.

El deseo de un alma pena.

      La Universidad se alzaba a la sombra de la Ciudad. Las diferentes facultades que la formaban se agrupaban en torno al edificio central en un caos de tiendas y pequeños departamentos para los estudiantes. El sol de la tarde todavía despuntaba con fuerza, deslumbrando a los pocos jóvenes que paseaban por el campus, charlando animadamente o apresurándose en llegar a su clase. Ninguno de ellos se percató de los dos forasteros, dos manchas de amargura en aquel cuadro de felicidad juvenil y pasión por los estudios. Aunque claro, la vida de ninguno de los dos duraría lo suficiente como para estudiar una carrera. Aquella sería la primera y última vez que pisarían una universidad.

El chico contempló con una mezcla de agobio e impaciencia el enorme edificio. Nada de lo que le había dicho su compañera había podido aliviar el latir oscuro del sentimiento que se escondía en él, esperando su oportunidad para escapar y saborear la satisfacción de cumplir su deseo, pero también comprendía los motivos que les habían desviado tanto de su camino. Y en parte ese alto en su viaje le acabaría beneficiando, pero la impaciencia que le recorría por dentro era demasiado grande. Llevaba muchos años esperando a que la justicia hiciera su aparición, y ahora que por fin parecía que él podría tomarla de su mano, un nuevo imprevisto había pospuesto su encuentro con el monstruo de su infancia.

Con un bufido inconformista, el joven se cruzó de brazos. Sus rasgos eran ciertamente muy atractivos, pero había grabados en ellos un toque oscuro, mezcla de cinismo y amargura, que le confería un aire extraño y huraño. Su mirada también estaba sumida en las penumbras; era la oscuridad propia de quien había pasado demasiado tiempo solo, sin nadie que le tendiera una mano amiga. La mirada de un monstruo.

La misma huella de oscuridad marcaba a su compañera. Sus rasgos exóticos le conferían un aire irreal, incrementado por la turbidez de sus ojos. Casi podía parecer que era ciega, pero no era así. Pálida, esbelta y de apariencia frágil, como si un soplo de aire pudiera fragmentarla en una sacudida, todo en ella evocaba a lo etéreo y efímero. Había momentos en el que chico se despertaba con la sensación que la joven era una ilusión, que al abrir los ojos desaparecería, pero día tras día ella seguía ahí, retando a la vida con su existencia.

Ahí estaban los dos. Demasiado jóvenes para comprender la vida, a dos pasos todavía de la niñez, pero bordeando ya los límites que solo tienen permitidos los ancianos. A ninguno le quedaba mucho tiempo, pero ahí estaban, luchando por cumplir una obligación que ambos hacía tiempo que habían asumido.

Él anhelaba venganza.

Ella cumplir los deseos de los demás.

Ese era el lazo invisible que les unía. Una fuerza inquebrantable, más fuerte que la amistad o su familia, que inevitablemente acabaría por conducirles a su propia destrucción. Pero, ¿de qué valía su vida sino para adentrarse en los dominios de la muerte? Ese era su designio.

-Vamos… Enric.

El aludido contuvo un escalofrío. Hasta la voz de la joven estaba teñida por la desdicha. La suyas eran las palabras de una muerta en vida. De un envoltorio de sangre y carne que se movía rompiendo las leyes del universo al compás del deseo de los demás.

Ese era el precio que había tenido que pagar para cumplir su imposible.

Con la desconfianza de encontrarse en terreno desconocido, los dos se alejaron de la parada del tranvía, encaminándose hacia el edifico. Nadie les dijo nada, nadie les prestó atención. Eran como dos alumnos más, solo que en vez de dirigirse a una clase continuaron subiendo por las escaleras, cada vez más alto, hasta que los pasillos llenos de despachos y laboratorios quedaron lejos.

Las escaleras terminaban en un último rellano. Mientras la chica se adelantaba, siguiendo unas instrucciones que ella misma se había inventado, Enric se quedó algo más rezagado, atento a que nadie se acercara hacia ellos.

-Es aquí…-señaló la joven, ignorando unas cintas amarillas que cubrían una puerta.

El aire gélido que se escapó al abrirse la puerta les zarandeó, pero no fue eso lo que le produjo un escalofrío al muchacho, sino la constancia que realmente aquella locura que le había llevado a abandonar su hogar era real.

El olor de la muerte se encontraba entremezclado en el viento. En él se hallaban  escondidas, además,  las palabras que les habían guiado hacia ese lugar.

Con una mirada solemne, la joven se adelantó, cruzando las puertas para dirigirse hacia la azotea. El aire la sacudió con fiereza, pero pese a todo pronóstico, ella continuaba caminando, firme.

-No te muevas, puede ser peligroso.-indiferente al viento, giró mínimamente su rostro hacia Enric. Su cabello, esponjoso y lacio, tan falto de vida como sus ojos, revoloteaba alrededor de su cabeza, confiriéndole una aureola siniestra de ángel oscuro.

“Quizás es porque lo es”, pensó el chico. “Un ángel caído que busca a las almas perdidas para darles un poco de paz”.

-Está bien.

Una pequeña sonrisa centelleó en su cara antes de adoptar nuevamente su semblante de piedra. Durante ese instante, sus ojos brillaron como dos estrellas errantes.

Di tres veces mi nombre.” Eso es lo que le había dicho el espíritu tras el espejo, “Di tres veces nuestro nombre para traernos de nuevo a la vida.  Es lo único que nos queda, lo único con lo que llamarnos.”

                -Paolo Calomarde.-murmuró.

Desde que escuchó la crónica del accidente en aquella gasolinera perdida, no había dejado de recitar aquel nombre. Como una oración siniestra, todas las noches lo había estado invocando, abrazando el supuesto poder que se escondía en las palabras. No era su primer contacto con la muerte, pero sí el primero en que ella iba a buscar al alma en pena.

Antes de ayudar a Enric, necesitaba conocer hasta donde alcanzaba su propio poder. Antes de cumplir su deseo, tenía que demostrar que estaba capacitada para ello. Pero antes de todo eso, estaba su obligación en cumplir su propia condena.

Y no podía fingir que no había escuchado el grito de ayuda de un alma errante. Y solo ella podía ayudarle a descasar en paz.

-Paolo Calomarde.

El viento se arremolinó a su alrededor con fuerza. Sin poder evitar un gemido de dolor, la joven notó como algo estiraba de ella, de su energía, de su vida. La caricia de un aliento espectral la rodeó, casi implorando su atención.

-Paolo Calomarde.

Podía escuchar sus gritos de miedo y pánico, el llanto de su alma desesperada, pero lejos de la explosión de la última vez, todo se desvaneció. El viento se calmó, llevándose consigo las palabras de aquellos que no tenían voz.

-Ya… ¿Ya está?-Enric se animó a dar un paso hacia delante, sin dejar de vigilar de reojo la aparente calma que ahora reinaba en la azotea.

-No.-la joven, pasada la sorpresa, apretó los puños con fuerza.-No lo entiendo; puedo escuchar su grito desesperado. Noto su agonía y la marca que la muerte ha dejado, pero no viene a mi llamada.

-A lo mejor no es aquí donde falleció.-se atrevió a aventurar en un intento de animarla.-Puede que se precipitara al vacío desde otro edificio…

-¡No!-repitió, apretando los puños con fuerza. Su mirada pasó de las cintas que habían estado marcando el lugar del siniestro y que ahora estaban tiradas en suelo, al reflejo que la ventanita de ojo de buey de las puertas.

Y como si estuviera acostumbrada a regresar a su llamada silenciosa, la imagen de la joven desapareció, siendo sustituida por un manchurrón de negrura. Una sombra de contornos difusos que imitaba su figura con burla y cuyos ojos, brillantes como un par de ascuas rojizas, lo contemplaban todo con cierta curiosidad y satisfacción.

-No lograrás nada.-graznó el ser.-Hay algo raro en este lugar. Más allá de su aspecto, oculto en los pliegues de la apariencia que nos intenta vender, se esconde algo oscuro y tenebroso.

Cansada, la Maga de los que No Tienen Voz cerró los ojos. Mezclada entre la desesperación del fantasma, se encontraba esa oscuridad de la que le acababa de avisar su sombra. ¿Era eso lo que había escuchado y no un deseo por cumplir? Aun así, era demasiado fuerte como para ignorarlo.

-Aléjate.-jadeó, apartando a Enric de su lado.

Una vez más volvió a sumirse en trance, solo que en vez de centrarse en el espíritu, se dejó arrastrar por el torrente de emociones que la llamaban.

Miedo. Desesperación. Tristeza. Una vorágine de emociones mancilladas por el olvido sacudió su frágil cuerpo al mismo tiempo que una leve sacudía recorría el edificio. Pero ella no podía notarlo. Por su mente cruzaron diferentes imágenes mientras su poder iba escapando de su control; un castillo en ruinas con un trono vacío. Una prisión hecha pedazos. Juguetes rotos y sueños olvidados.

Y en medio de todos ellos, la voluntad de un alma despechada se mantenía en pie, abrigando en su seno la última gota de esperanza de un mundo cubierto por la niebla.

No muy lejos de ellos, una probeta cayó al suelo.

Anuncios

22 comentarios en “17 (Muerte) 『Hija del humo』

  1. Por fin me pude poner con Hija del humo, realmente siempre quise leerla y ah ;3; bueno eso, voy como muy tarde pero voy xD Tuve que poner mucha de mi concentración por voluntad propia para intentar atar cabos y bueno en consecuencia de que afortunadamente no he recibido ningún spoiler fugaz creo que iré dejándote algún que otro comentario mientras la leo aunque sea realmente tarde para ello, al fin y al cabo aún no se la verdad.
    Y pues supongo que si voy a montar mis teorías aunque la historia ya esta acabada por si lo lees y quieres reírte un rato con alguno de mis intentos de ocurrencias 😀
    Si te soy sincera luego de terminar con el capitulo un fuerte sabor a in media res ha inundado los labios, bueno no estoy segura pero realmente me gustan las historias que juegan con el hilo argumental en vez de seguirlo de principio a fin de puntual y recta manera esto no es mas que el final de una tragedia o el inicio de otra? quien sabrá el hecho de que la clase sea tutelada con números debido a la timidez de 17 por las presentaciones lo pone mas interesante. Por otro lado Enric es bastante comprensivo para buscar venganza, probablemente el entienda el sentimiento de los sinvoz, algo me dice que el mismo es un sinvoz y ah ojos muertos es tan linda de alguna manera si no se el detalle de las chicas que llevan el pelo “flotando” bueno de alguna manera lo encuentro tierno .3. (me hizo pensar en Auri de el nombre del viento)
    Y supongo que eso es todo lo que he intentado ligar saliendo del modo stand by.
    Ah cierto esos últimos párrafos. Por alguna razón me hicieron pensar en la prueba final que tuvieron que pasar las gemelas (la rosa negra y blanca).
    Y ya ta’ me volveré a mi rinconcito de las tardos a reflexionar.

    • Para mí siempre es un placer leer comentarios y teorías, así que estaré leyéndolos aquí (Y callándome los spoilers, que espero que sin ellos disfrutes de la historia y sus secretos). Y que te animes con esta historia a pesar del tiempo que tiene ya me hace todavía más ilusión.
      Espero que te guste Hija del humo. Pronto descubrirás si tus teorías eran ciertas o no 😀

  2. Vale, al principio cuesta un poco acerte una idea de lo que está pasando, pero me da que están relacionados con la chica del capítulo anterior. Pero mi intuición no es tan buena así que mejor no precipitarse… Aunque la probeta diga lo contrario.
    Llamada a los muertos, espíritus tras espejos, una Maga de los que No Tienen Voz, un extrangero en busca de venganza… En algún momento me he perdido. Me pregunto porque siempre dejas caer retazos de información que no soy capaz de relacionar hasta un par de capítulos más adelante. Pues como digo siempre, a leer y esperar.

    • Es una historia confusa U_U” (<-El peor fallo de Hija del humo)

      Aunque según vas leyendo los capítulos, van ganando sentido 😀 (Espero…)

  3. *Dos años y medio después una desconocida entra al lugar y asoma tímidamente la cabeza* H-hola ¡Tiempo sin pasarme! Pero como siempre, a la larga me empiezo a poner al día x’D JAJAJAJAJA Bueno, no voy a negar nada, desde que empecé a leer se me hiso todo un lio en la cabeza >< es muy rara la chica esa, una bruja que llama espíritus, cuando lo leí me quede como: 0.o jajajajaja quizás eso ayudo a que todos desparecieran en el laboratorio, no creo, pero la suposición esta ^^’ y lo más importante ¡¿De qué quiere venganza?! Muchas interrogantes y mucho para leer <33 Creo que hoy me pongo al dia con todo JAJAJAJAJJA x’D

    • ¡¡Cuanto tiempo sin verte por aquí!!

      Es una historia confusa escrita de manera confusa -.-” (Cosa que no ayuda mucho) ¡¡Pero espero que todo se vaya comprendiendo poco a poco!! *3*
      Está MUY relacionado…C:

  4. Wee, por fin tengo un huequito libre y terminé de leerme el capi! ^-^
    Aunque me he quedado con ganas de saber más >.<
    Me encanta como escribes :O
    Ahora me da verguenza hasta de ver los pocos relatos que yo escribo xD
    En fin, sigue asi! nos leemos! (^.^)/

    • Me alegra verte por aquí *///^///*
      Muchas gracias >W< (Espero que los siguientes también te gusten)
      La cuestión es escribir y escribir hasta parecer una obsesionada XD

      ¡Un besazo!!

  5. Oooooooh *.* Que interesting ❤
    Me gusta lo de ''Todos los derechos reservados'' 😀
    Me gusta, me gusta :3
    Voy a ver si participio en el ''chorri concursillo'' xD
    Espero el siguiiente :3

    • Dedicado a todos los que considerán “copiar” como “originalidad” XD
      Me alegra que te guste *w*

      ¡¡Un besazo!!

  6. La trama parece algo más oscura de lo que has escrito hasta ahora y los misterios no dejan de aparecer. Me ha gustado mucho como has narrado este capitulo, la forma de describir a estos nuevos personajes, la extraña situación y la tétrica forma de presentarlos, en resumen todo.
    Espero la conti:)

    • Es del estilo (Creo). Aunque lo de los misterios es para todas mis historias. De una manera u otra, siempre hay un enigma por resolver 😉
      ¿De verdad? Gracias *//^///* La verdad es que no estaba muy conforme cuando lo he colgado. Tengo la sensación que me faltan mil detalles por añadir U.U”

      ¡¡Nos vemos en el siguiente!!

  7. Caramba, y yo que creía que el fanfic “Obsesión” era confuso xDD está claro que todavía no me pongo al tanto de cómo van tus historias llenas de secretos y misterios nada fáciles de resolver que te dejan en plan “WTF” y a veces no te enteras de nada (y peor siendo casi tan distraída como Lysandro… (?)).
    De cualquier forma me encanta *^* tal vez participe en el concursillo, si es que se me ocurre algún buen apodo para esta enigmática chiquilla~
    Ya quiero conocer a ese tal Euel. Estaré esperando el siguiente ❤

    • Bueno, sigue el mismo esquema de capítulos narrados por diferentes personajes. Aunque de trama es bastante más confusa XD
      Pues…¡Pues espero que al final todo se entienda!! >///^////<
      Me alegra que te ahay gustado a pesar de todo *//w//*

      ¡¡Nos vemos en el siguiente!!

  8. Maldita sea bruja.
    Cada vez mas y mas misterios. Y ahora ¿Quienes son ellos y que tienen que ver con 17?
    Ni siquiera pueda sacar teorías, y eso que yo soy muy de sacar mis propias conclusiones…
    Pues nada, solo me queda aguantarme y esperar al siguiente capitulo.
    Me despido♥

    • XD
      Sé que a pesar de todo me queréis~
      Pues más os vale estar atentos de aquí a nada, que esta es una historia de pequeñas pistas desperdigadas en los detalles más nimios 😉

      ¡¡Nos vemos en el siguiente!!

  9. No discuto que es una madeja de misterios. Pero para mi suerte no juzgo, solo leo, disfruto, e intento sacar mis propias conclusiones. Pero te has superado en terminos de impactar a la gente y dejarlas con varias preguntas. Espero la siguiente historia!

    • Una madeja enmadejada. Esta es una historia que ha decidido embrollonarse por su cuenta ¬¬”
      Me alegra que te haya gustado *^*
      Pues para confusión el siguiente capítulo XD

      ¡¡Un besazo y hasta el siguiente!!

  10. Yo no poder.
    Es maravilloso, no entiendo nada y sigue siendo maravilloso.
    ¿Aquí se ponen las respuestas al concurso?
    Se me ocurrió que DarkAngel no está mal, aunque suena más como un nombre de usuario. :’D
    Darkangel8.

    Enserio, hermoso todo, sin comentarios. ;A; tus escritos me dejan pasmada.

    • Me alegra que te haya gustado >///^////< (Y que guste a pesar de la confusión ;w; )

      Los apodos son en el tema del concurso ^^''

      ¡¡Nos vemos en el siguiente!!

  11. Que sepas que me lo estoy leyendo al día y que quiero saber qué pasa ewe Por un lado 17, por otro lado estos… ¡Estoy en ascuas sobre la trama! Con tan poca pista que nos das, ni deduzco de qué va ;////;

    Saludo ❤

    • ¡¡Que alegría verte por aquí!! *//0//*
      No, no doy pistas… ni puedo darlas. Esta es una historia confusa como una madeja y que, prácticamente sin pedirme permiso, se ha ido enrellando en un nudo por su cuenta.
      Y aún queda conocer a Euel 😉

      ¡¡Un besazo!!

¿Algo que opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s